ESTOS SON LOS PERSONAJES DE HASTA QUE TÚ TE VAYAS

A medida, de que vayan apareciendo nuevos personajes los iré agregando para que la novela sea mucho más fácil de leer.
José es el marido de Anita
Anita es la mujer de José
Amigo es el perro de ambos
María es una curandera querida por todos
Juan es el panadero, hombre muy afable
Don Federico es el patrón de José y marido de Doña Manolita
Doña Manolita es la mujer de Don Federico, está enferma de gravedad

lunes, 31 de diciembre de 2012

¡¡FELIZ 2013!!

Bonita imagen de internet


Buen fin de año, y entrada de año nuevo para tod@s. 
Y una frase que me encanta.
"Sed buen@s, que Dios lo ve todo"
¡FELIZ AÑO 2013! con mis mejores deseos.
¡¡¡BESOS!!!
Verónica O.M.

sábado, 29 de diciembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO nº 55 CUENTO (NOVELA)


Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)




Escuchó a su abuela trajinar en la cocina. Se levantó de la cama y encima de su pijama veraniego, se puso una bata de manga corta, de un tono violeta claro.


-Buenos días abuela. Deja qué te ayude.

-No es necesario, Yoli. Siéntate que te sirva el desayuno.

-Te quiero mucho, abuela. La abrazó rodeándola con sus brazos.

La mujer estaba que no cogía en su piel. Tener a su lado a su querida nieta. Tan bonita y cariñosa. Era más de lo que pudo soñar. -Tunanta, yo también te quiero. Y no sabes cuánto...

Las dos desayunaron. Un café con leche y unas magdalenas caseras que había preparado el día anterior.

-Pediré hora, para que te visite la comadrona del pueblo. Ya va siendo hora de que lleves un control.

Los ojos de Yolanda se entristecieron, pero sólo por unos pocos segundos. Pensó, que su abuela no tenía ninguna culpa de lo que a ella le sucedía. Era culpa del amor. Aquel que sentía por su amigo de la infancia. Su adorado Jeremy, por el que lloraba todas las noches.

La semana paso rápidamente. Se ilusionó pensando que su querida amiga María vendría a visitarla. Quizás su novio Israel viniese también.
Autora Verónica O.M.
Continuará

Queda poquito para finalizarla.
FELIZ AÑO 2013, con mis mejores deseos para tod,@s mis amig@s. Buen finde...


viernes, 28 de diciembre de 2012

INOCENTE

Si quieres leer este microrrelato, escrito para este día clica en este enlace.
Feliz día de los inocentes, jaja
http://poemasdevero.blogspot.com

martes, 25 de diciembre de 2012

MALDAD EN LA RED


En la red he conocido de todo. Personas muy agradables, a las que estimo y admiro. 
Pero siempre hay alguien que trata de dañarnos. El otro día recibí un email con nombre y apellido, " que no creo conocer" en el me advierte de algo, y me adjunta tres fotografías (qué no pienso descargar)
Desde aquí te agradecería fulanita de tal. Qué me dejes en paz.
Triste debe ser tu vida, cuando tratas de hacer daño a los demás. 
Si persistes diré tu nombre. 

sábado, 15 de diciembre de 2012

AY RENATA...

Renata, salió de paseo en barca por los canales con un amigo tímido.
Pero allí en medio del agua, se mostró diferente. Ella no se lo podía creer.
Sus manazas trataban de agarrarla, su bocaza buscaba la de ella.
Pero no le gustaba en absoluto, y para que la soltase. No se le ocurrió otra cosa que...
-¡Estoy preñada!
El amigo, se quedó con los ojos saliéndose de sus órbitas.
-Renata, ay Renata, ahora que me lanzo, tú me das una puñalada.
Autora Verónica O.M.
Buen fin de semana...

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Si quieres leer mi poema de Navidad, clica en este enlace.
Muy felices fiestas a todos. Qué el año próximo os sea benévolo.

martes, 11 de diciembre de 2012

CUATRO DE MIS REFLEXIONES

No vociferés
cuando hables
se te escucha mejor 
haciéndolo bajito.

No insultes
nadie merecemos
que así nos traten.

Tú personalidad
estará en entredicho
si copias de otros
hasta los vicios.

La vida a todos enseña,
no pienses qué
lo sabes todo.
Autora Verónica O.M.


martes, 4 de diciembre de 2012

PAISES CON LINDES

Imagen de internet

Países con lindes
unos muy ricos
y otros tan pobres
unos que viven
a cuerpo de Rey
otros que tienen
nada o tan poco
si tu que eres
tan rico no dejas
nada a los más pobres
cuando te vayas
de que te habrá
servido tanta avaricia
y no haberte acordado
de los más débiles
Verónica

domingo, 2 de diciembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 54 CUENTO (NOVELA)

A pesar de estar triste, a Yolanda le vino muy bien aquel cambio. Su abuela la agasajaba continuamente y no la dejaba pensar demasiado. Contaba cosas maravillosas de cuando era joven. Podía estarse horas escuchándola sin aburrirse. 
La mujer estaba encantada con su compañía. Pero intuía, que su estancia allí no sería por largo tiempo.
Algo la avisaba. ¿O sería por la preocupación de que su pequeña marchase?

Yolanda permanecía en la cama. Era muy temprano, y no quiso levantarse para no despertar a su abuela. Sabía que tenía el sueño muy ligero.
Miró hacia el techo. Todo su alrededor, estaba enmarcado por una antigua y bellísima cornisa pintada de blanco.
Pensó que aquella era la causa de que la habitación pareciese tan bonita. También por los rayos del sol que se filtraban por las rendijas de la persiana.

Su pensamiento de repente tomó otro derrotero.

-Jeremy, mi amor, ya no me quieres. Eso me hace muy desgraciada. 

Y en otro lugar y habitación. El chico por ella suspiraba.
Pensó muchas veces en lo que le había contado María. ¿Yolanda embarazada? ¿Iba él a ser padre? ¿Porqué ella no se lo dijo? ¿Porqué se marchó? ?Adonde se fue? ¿Sus padres que pensarían de él? ¿De ella? ¿De los dos?
Autora Verónica O.M.
Continuará

sábado, 1 de diciembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO 53 CUENTO (NOVELA)

No hizo falta decir absolutamente nada. La abuela, ya estaba enterada de lo que debía saber.

La velada la pasaron en armonía. 

Los padres, se fueron sobre las ocho de la tarde. No sin antes abrazar, y aconsejar a su hija de lo que tenía o no que hacer, dado su estado.
Yolanda quedaba al cuidado de la abuela. Ella no permitiría que nada le pasase.

A mitad de semana...
Jeremy llamó a María por teléfono. Estaba preocupado por Yolanda. Hacía días no tenía noticias de ella.

María no sabía si informarle o no. Su amiga la mataría (es una forma de hablar) si ella era imprudente.

-María. ¿Tú debes saber adonde está ella?

-No lo sé, Jeremy.

-Lo sabes. No intentes engañarme. A mi no... Por favor, María. Estoy desesperado.

-Lo siento, Jeremy. No puedo decirte nada. Me lo hizo prometer. -A María no le pasó desapercibida su emoción. Al parecer lloraba flojito.

A ella le sabía muy mal. Pero nada podía hacer para consolarlo.

-Iré a su casa. Sus padres me lo tendrán que decir. Así no puedo seguir.

-No lo hagas, Jeremy. No serás bien recibido.

-¿Porqué María? Nunca les hice ningún mal.

-Ella está embarazada. Nunca me perdonará por decírtelo.

Antes de asimilar aquella noticia inesperada... -Quiero verla. Necesito verla. Dime o llévame adonde está ella.

-El domingo, Israel y yo iremos a visitarla. Intentaré hablarle de ti.

Y así quedaron. De pronto una idea le estaba bailando en su cabeza.
Autora Verónica O.M.
Continuará

martes, 27 de noviembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 52 CUENTO (NOVELA)

Antes de hacer el equipaje...
Yolanda llamó a su amiga María para despedirse de ella.
Quedaron en verse en breve. Su amiga la visitaría en casa de su abuela en cuanto ella se instalase allí. Y lo haría en día festivo. Seguramente acompañada por su novio Israel.
Al rato ya lo tenía todo dispuesto.
La familia al completo marcharon a casa de la abuela. En cierta forma todos estaban algo nerviosos.
Casi todo el viaje lo hicieron en silencio.

Al aparcar el vehículo, una mujer mayor los observó desde una de las ventanas.
Salió al encuentro de ellos, cuando todavía su nuera permanecía dentro del coche. Al momento salió pero de no muy buena gana.

Yolanda se echó en brazos de su abuela, dándole muchos besos y achuchones. La mujer correspondió a aquella muestra de cariño. Besándola en el pelo.


Madre e hijo se besaron también. Eva permanecía algo retirada de dónde ellos estaban.


Su suegra fue la que se acercó a ella.

-Me alegro de verte, hija. Siento...

-No digas nada, Pilar. Las dos lo sentimos. ¿Amigas de nuevo?


-Claro que si, hija. Cuanto he deseado que llegase este momento.

Se abrazaron, dando carpetazo a aquel tema que tanto las había mortificado.

Entraron todos para la casa. La mujer la tenía limpia y ordenada. Y un fino olor a ambientador de limón.


Ya se había solucionado aquel distanciamiento. Todo por una frase de Pilar dicha sin maldad, y que Eva se la tomó a la tremenda.

Esto ocurrió la última vez que se vieron...

-Mi hijo ha tenido algunas novias. La que a mi me gustaba para él fue la primera. Una chica bien.


Eva enrojeció del bochorno y dijo que se marchaba. Al parecer su suegra no estaba contenta con la decisión del hijo.

Pero se equivocaba...
Si hubiese dejado acabar aquella frase, la mujer habría concluido la frase de esta forma.

-Me alegro de tenerte como nuera. Hija, tú eres la mejor de todas.

Autora Verónica O.M.
Continuará

martes, 20 de noviembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 51 CUENTO (NOVELA)



Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)
                                              
Desayunaron con cierta normalidad.
Después la madre recogió la mesa. Yolanda iba a levantarse para ayudar a su madre pero su padre la detuvo.
-Quédate, Yoli. Tu madre se sobra y basta para hacerlo sola, cuando termine hablaremos. Lo haremos civilizadamente.

Yolanda se dejó llevar por un impulso y se levantó. Se situó por detrás de su padre y con sus brazos abarcó su cuerpo abrazándole.
-Te quiero, papi. Siento lo que está sucediendo, y si pudiese dar marcha atrás lo haría.

-Lo se, hija.

La madre ya había depositado todo en el fregadero. Más tarde fregaría.
Madre e hija cruzaron sus miradas unos segundos. Los suficientes para que Yolanda sintiese su apoyo incondicional de siempre.

El padre tomó la palabra... -Veamos, Yolanda. ¿qué piensas hacer?

-Ir a casa de la abuela, y allí tener al bebé. Quiero irme lo más rápidamente posible.

-¿Estás segura?

-Lo estoy.

-Pues no se hable más. A la tarde te llevaremos.

Su mujer lo miró sin decir palabra, sabía que su enfado con la madre de su marido tenía ya las horas contadas.
Autora Verónica O.M.
Continuará

lunes, 12 de noviembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 50 CUENTO (NOVELA)

La noche anterior en casa de Jeremy...

-¡Nos tenemos que marchar! -Dijo el padre de Carla a su amigo.

-¿Como que os tenéis que marchar? Creí que os quedaríais más días.

-No es posible. Mañana nos vamos, mi hermana nos reclama. No es por nada grave, pero ha surgido un problemilla que debo solventar.

Carla lanzó una mirada extraña a su padre. El hombre se hizo el despistado. Y a ella le entraron  ganas de gritarle aunque se contuvo. Su padre jamás la perdonaría si lo dejaba en ridículo ante su amigo y familia.
Por él se quedaría más tiempo, pero por ella no.

Jeremy había escuchado la conversación, pero nada dijo. Por fin tendría paz, sin aquella chica tan loca.
Estaba deseando que se marcharan y pensaba que ojalá nunca hubiesen venido. Aunque a su padre le hubiese hecho tan feliz reencontrarse con su amigo de la mili (servicio militar)
Pensó en Yolanda. Y en cuanto se marchasen quedaría con ella.
Al fin podría estar con la chica a la que tanto amaba.

Al día siguiente se marcharon. Pero el único que de verdad lo lamentó fue el padre, al no haberse enterado de nada de lo que había sucedido. Así lo decidieron madre e hijo. 
Autora Verónica O.M.
Continuará

viernes, 9 de noviembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO 49 CUENTO (NOVELA)

Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)

                                                                
Yolanda  esperaba a que fuera un poco más tarde para llamar a su amiga María. Tenía que decirle algunas cosas. Pero mientras pasaba un tiempo prudencial, permanecía estirada encima de su cama.
Escuchó hablar a sus padres, ya se habían levantado. Ella no tenía intención de bajar a desayunar.
Escuchó unos pasos. Ellos se pararon en su puerta.

-¿Yolanda, puedo entrar? -Era su madre. Se lo pensó antes de contestar. No le quedaría más remedio que dejarla pasar.

-Pasa, estoy todavía en la cama.

La mujer entró bastante preocupada, pero intentó que no se le notase demasiado. -¿Estás bien, hija?

Ella no contestó. Pero la miró a los ojos.

La mujer no quería agobiarla, así que no volvió a repetir aquella pregunta. -Anda, hija. Baja a desayunar, tu padre nos espera.

-¿Me recriminará?

-No lo hará, ya verás.

-Vayamos entonces.
Yolanda se levantó de la cama y su madre la abrazó. No dijo palabra, no hacía ninguna falta en aquellos momentos.
Bajaron. Allí estaba su padre con el rostro muy serio. Pero el  hombre no tenía ninguna intención de pelear.

-Ven aquí, hija. 

Yolanda se acercó y se fundieron en un hermoso abrazo. El padre la besó en el pelo.
-Papi, te quiero.

-Yo también a ti, y más de lo que puedas imaginar.

Al rato se dispusieron a desayunar. Ninguno tenía demasiado apetito,  pero por aquello del saber estar desayunaron como si nada pasase.
Autora Verónica O.M.
Continuará

miércoles, 31 de octubre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 48 CUENTO (NOVELA)

Preciosa imagen de internet
Cuento escrito por mi (novela)
                                                          

Yolanda no pegó ojo en toda la noche. Se levantó muy temprano. Se duchó. Al mirarse en el espejo del cuarto de baño, se asustó al verse tan demacrada.
No hizo tentativa de maquillarse ¿para qué? no estaba para esas cosas.
Miró la hora. Era muy temprano. Su amiga María estaría durmiendo, cuando pasase un rato la llamaría por teléfono.
Sus padres todavía dormían.

La noche anterior en casa de Jeremy...
El padre de Carla algo se estaba imaginando. Vigilaría a su hija. Por nada del mundo quería quedar mal con su amigo y familia por culpa de ella.
Cenaron y ayudaron a recoger la mesa. Carla al pasar con los vasos en la mano con el codo rozó el brazo de Jeremy.

Del salto que pegó, su madre y el padre de ella se dieron perfecta cuenta. Mientras tanto el padre de Jeremy estaba preparando unas copas.

En aquel momento Lucas ya había tomado una decisión. Se marcharían antes de que su hija metiese la pata hasta el fondo. Antes de irse a la cama les daría la noticia.
Autora Verónica O.M.
Continuará

viernes, 26 de octubre de 2012

ENDÚLZAME LA VIDA


-Endúlzame la vida.

Pidió, la mujer a su marido, a punto de echarse a llorar.

-El hombre fue a la cocina. Y al volver de ella,  traía en sus manos una bandeja con un azucarero, un pequeño plato, y una cucharilla.

Si quieres leer este microrrelato, clica en este enlace.

http://tempestadenelcorazón.blogspot.com

sábado, 6 de octubre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 47 CUENTO (NOVELA)

Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)
-Ya está. Ya he llamado a mi madre y hemos quedado para vernos en breve.

Su mujer permanecía muy seria. -No pienso ir a verla, después de lo que pasó la última vez.

-Ya está bien, de que seas tan rencorosa, sin duda ella no dijo aquello para molestarte.

-Me lo tomé, de la única forma en que me lo podía tomar.

-Ella fue imprudente, lo se. Pero lo que si te digo es que no se deben guardar las cosas eternamente. Ya es hora de que se arreglen, y si tienes que hacer un pequeño esfuerzo, lo haces. Ella es mi madre y la quiero. Me gustaría que también la quisieras tú.

Su voz sonó tajante, esperaba que ella dejase su orgullo a un lado e hiciese lo que tenía que hacer.

Los ojos de su mujer brillaban mucho, estaba a punto de echarse a llorar, no quería hacerlo delante de él, así que se dirigió al lavabo y una vez echado el pestillo descargó su rabia e impotencia. Sabía que iría,  pero si por ella fuese...
Permaneció un rato largo sentada en la taza del wc, se levantó y lavó la cara. No quería que quedase en ella  ni rastro de lágrimas.
Autora Verónica O.M.
Continuará

                                   

                                         




sábado, 29 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 46 CUENTO


                                                                                                                    
Bonita imagen de internet
                                                              
Yolanda de pronto dejó de llorar, y sorprendió a sus padres con lo que dijo. -Quiero ir a vivir con la abuela.
Lo dijo en tono alto,  no lo hizo premeditadamente pero podría parecer como si quisiera imponer su voluntad,  pero quien la conociese de verdad se daría cuenta de que no era así. Le había nacido sin pensar.

-¿A vivir con la abuela? -Preguntó la madre.

-¡Si! quiero irme con ella.

Al padre, le cambió el color de la cara de repente. Pero quedó en silencio, la procesión la llevaba por dentro.

-¿Y porqué si puede saberse? Nuevamente preguntó la madre.

-Porque me quiere, y seguro que ella me entiende. Además no quiero que me vean así algunos amigos, incluido Jeremy. No quiero nada con él.

Ahora el padre ya no pudo mantenerse callado, y con gesto altivo espetó. -Eso ni te lo crees, Yolanda. Ahora mismo voy a hablar con él y con sus padres. Este no se va a ir de rositas.

-No irás porque yo no quiero, ni ya le quiero. -Y sin poderlo evitar nuevamente se puso a llorar.

-Bueno, no nos exaltemos. Cuando estemos todos más tranquilos ya buscaremos una solución. -Esta vez fue el padre quien sugirió.

Yolanda se levantó del sofá y marchó corriendo a su habitación. Se escuchó un gran portazo al cerrar la puerta.

-Déjala, mujer. ¡Que se vaya! seguro que mañana verá las cosas de otra forma. Además tenemos que hablar tú y yo.

-¿De qué?

-De mi madre. Hace mucho tiempo que no tenemos contacto,  tú eres cabezota y ella también, pero si partimos de la base que fuiste tú quien se enfadó  con ella...

-Pero con motivo.

-Con motivo o sin motivo, ya es hora de que hagáis las paces.  Además ahora mismo voy a llamarla por teléfono te guste o no.

Y dicho y hecho, fue hacia el teléfono...

-Ring, ring, ring, ring. Sonó  unas cuantas veces.
Al otro lado del hilo telefónico, escuchó una voz muy conocida. Y una punzadita sintió en el corazón.
-¿Quien es? -preguntó tímidamente.

-Soy yo, madre.

-Hijo, qué alegría me has dado, cuanto tiempo sin oír tu voz. Te hubiera llamado, pero no  quería que tuvieras problemas con tu mujer.

-Madre, parecéis niñas, y ya sois bastante mayorcitas las dos.

-Y yo más por supuesto. Soy una pobre vieja que pronto va a estirar la pata.

-No digas tonterías. Te he llamado, para hablarte de mi hija.

-¿Qué pasa con mi nieta? -Preguntó alterada.

-No te asustes que ahora te cuento.

Estuvieron hablando como una media hora. Al despedirse quedaron en verse, después de algunos años sin tener contacto.
En el fondo ambos estaban contentos, aquella situación  los iba a unir de nuevo.
Autora Verónica O.M.
Continuará
                                     

jueves, 27 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 45 CUENTO (NOVELA)


El padre permaneció sentado,  pero era tanta la ansiedad que sentía por querer saber, que se decidió a preguntar.
-¿Quién es el padre?

Yolanda,  al escuchar la pregunta tan directa que le hacía su padre, sintió como una oleada de calor en su rostro a pesar de estar destemplada.
-Es Jeremy.

-¿Jeremy... el que pienso?

-Si, el mismo.

-Qué yo sepa,  no nos habías informado que salieras con él.

-Nos queremos desde  niños. -Afirmó, y lo hizo a punto de echarse a llorar.

La madre los observaba y escuchaba, hasta que volvió a hablar.
-No se acaba el mundo por eso, deberíamos pensar antes de tomar una decisión.

Yolanda la miró sorprendida.
-La decisión ya la tengo tomada, tendré a mi hijo.

-Eres una menor. -Dijo la madre, y lo hizo en un tono más fuerte del habitual.

-Digo como tu madre, Yolanda. Eres una cría todavía, no puedes hipotecar tu vida por un error.

-No lo es, no es un error.
Y allí ya se desmoronó su fortaleza, y se echó a llorar desconsolada. Pero no lo hacía por su situación sino porque su amor al parecer ya no la quería.
Autora Verónica O.M.
Continuará

sábado, 22 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 44

Bonita imagen de internet

Los padres la vieron entrar en el salón, y ambos la miraron a la vez. La notaron pálida y ojerosa, quizás porque no llevaba ningún tipo de maquillaje en su tez. Eso es lo que pensaron, aunque nada dijeron al respecto.

-Debo hablar con vosotros. -Su tono de voz era muy flojito, como si le costase hablar. Y así era, ya que dentro de su garganta se le había formado como un nudo que le impedía casi tragar la saliva.

Ambos se sentaron en el sofá, y ella lo hizo enfrente, en un cómodo sillón, aunque su espalda la mantuvo rígida en todo momento, no dejando que ella descansase relajada. Los nervios los tenía tensos, al igual que sus pies y manos que no paraba de mover o balancear.

La conocían demasiado, para no darse cuenta que algo grave ocurría. Pero no se anticiparon para preguntar, la dejaron que fuese ella la que dijera lo que fuese tuviera que contarles.

-Se que os voy a dar un disgusto, pero no lo puedo evitar. -Su voz sonó entrecortada, como si contuviese unas ganas locas de llorar. Pero no lo hizo.

-Estoy embarazada. Os pido no me juzguéis demasiado severamente. Ya lo hago yo misma.

La madre se levantó del sofá, y se sentó en un brazo del sillón al lado de su hija, y tomó la palabra.

-¿Estás segura, hija?

-Lo estoy.

El padre se mantuvo sentado en el sofá, aunque su cara se había tornado muy seria. No hizo ademán de levantarse, si hubiese querido hacerlo seguro que sus piernas no le hubiesen sostenido por el impacto recibido.
Verónica O.M.
Continuará
                                       
                             

viernes, 7 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 43 CUENTO

-¿Si puedo ayudarte en algo?

-No, nadie puede hacerlo, María.Esto debo solucionarlo yo sola.
-Su voz sonaba triste. Muy triste...

María se sentía mal, al ver a su amiga en aquellas condiciones tan lamentables. Yolanda tenía edad de divertirse, y no estar pasando por aquellos momentos tan duros. Ella misma,  en alguna ocasión ya la había advertido que era peligroso lo que hacía con Jeremy, pero no la escuchó, dejándose llevar por aquel amor nacido en la niñez.

-María te voy a dejar... Voy a hablar ahora mismo con mis padres. Reza por mi ¿quieres?

-Lo haré, amiga. Que te vaya bien, dentro de lo que cabe. Si me necesitas, llámame.

-Mañana te llamo. Hoy estoy muy triste. Después, seguro lo estaré más. Te cuelgo.

-Cuídate, guapa. Te quiero, besos.

-Yo también te quiero, María. Besos y gracias. Muchas gracias. 
-Yolanda colgó el teléfono. Fue hacia el cuarto de aseo para lavarse la cara. Una vez hecho, se dirigió hacia el salón en busca de sus padres. Caminaba muy despacio, como si quisiera retrasar  aquel momento ya ineludible para ella.
Verónica O.M.
Continuará

domingo, 2 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 42 CUENTO

Nada más llegar a su casa, Yolanda llamó por teléfono a su amiga incondicional de siempre.
-María soy yo...

Aquella breve frase, la puso en alerta. 
-A ti te pasa algo.

-Si, ya sabes...
Arrancó a llorar, despacito. Intentando que sus padres no la oyesen.
A continuación se tumbó en la cama, y ahogó los últimos sollozos en la almohada. Eran alaridos de dolor, más que por la situación inevitable a la que debía enfrentarse, lo eran por la desilusión recibida momentos antes cuando su amor y aquella chica...
El mundo se había hundido a sus pies, y ahora se sentía la más desgraciada.
-¿Qué voy a hacer?

-Decírselo a tus padres.

-Si eso ya lo sé, pero...

-¿Pero qué?

-Jeremy tiene a otra. Los he visto con mis propios ojos.

-¿Estás segura?

-Si, lo estoy. -Y siguió llorando...
Verónica O.M.

sábado, 1 de septiembre de 2012

FALSA MICRORRELATO

Preciosa imagen de internet

                                                      
Merche había ido aquella mañana al hospital, su amiga Lía había sido madre de una preciosa niña.
Aunque quiso disimularlo no lo supo hacer del todo, un buen observador se hubiera dado cuenta que en sus ojos había algo "pura envidia"
Ella no era madre y jamás lo lograría...
Estuvo un rato allí de pie, no quiso sentarse ni tan siquiera. Deseaba salir de allí a escape pero debía mantener las.....
Si quieres leerlo clica en este enlace,  y si lo deseas me comentas.
http://poemasdevero.blogspot.com

jueves, 16 de agosto de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 41 CUENTO

Desde que la madre de Jeremy supo lo que Carla le hacía a su hijo, la mujer no sabía como debía actuar ante ella. No debía meter baza, ya que no sabía lo que podría ocurrir de hacerlo público. Se daba cuenta de que su hijo era muy atractivo, aunque no comprendía el descaro que Carla utilizaba, y más siendo una invitada en una casa para ella extraña.
Estuvo tentada de comentarle a su marido lo que estaba sucediendo, aunque siempre y a última hora rechazaba tal idea. Él parecía estar encantado con sus invitados, y a ella no le quedaría más remedio que mirar para otra parte. Aunque sabía que aquello no lo podría cumplir del todo.

La chica no desaprovechaba ocasión, y siempre estaba al acecho...

Jeremy no sabía ya que hacer. De buena gana se escondería en algún lugar, hasta que se fuesen. Le caía bien el amigo de su padre, pero la hija lo ponía super nervioso todo el tiempo. Deseaba tenerla bien lejos, lo más rápidamente posible. Aunque aquello no iba a ser posible. Todavía quedaban muchos días, de esas vacaciones que habían venido a disfrutar.
Salió a la calle a respirar aire fresco, ya que se ahogaba en casa. La sola presencia de aquella joven  acosadora lo sacaba de quicio.

La voz de ella lo volvió a la realidad. -Siempre me estás rehuyendo, ¿Es que no te gusto?

Jeremy enrojeció de rabia, y sin darle tiempo a reaccionar ella le plantó un beso en los labios y rió a continuación.

Yolanda vio la escena, y cegada por los celos vio lo que quiso ver. Si se hubiese quedado un momento más a observar, se hubiese dado cuenta que a Jeremy no le gustó en absoluto.
Se marchó de allí, llorando y corriendo. Se juró que jamás le haría conocedor de su embarazo. -¡No lo merece!

Jeremy ni cuenta se dio de su presencia, sus sentidos los tenía en tensión por culpa de aquella ingrata invitada.
Verónica O.M.
Continuará

jueves, 12 de julio de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 40 CUENTO

-¡No, por Dios! No puede ser. -Yolanda, gimió. El test del embarazo le había dado positivo. Pensó en llamar por teléfono a Jeremy, pero sería incapaz de articular palabra a través del hilo telefónico. Decidió hablar personalmente con él.
Se duchó, vistió, y peinó, mirándose en el espejo y lo que vio al parecer no la convenció del todo. Su tez estaba blanca como la pared, necesitaba urgentemente algo de color en su rostro.
Se maquilló los ojos suavemente y de un tono rosado,  pasó un par de brochazos a sus pálidas mejillas y de un tono algo más oscuro.
Y salió a la calle, en busca del chico al que amaba para decirle lo que había ocurrido. No sabía como él lo podía tomar, pero por bien que lo hiciese, aquello sería una enorme contrariedad. ¡Eran tan jóvenes...
Verónica O.M.
Continuará

domingo, 24 de junio de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 39 CUENTO

Yolanda se pasó gran parte del día mareada. 

Sus padres se levantaron tarde al haber trasnochado. Ni se dieron cuenta de la mala cara que tenía su hija.
La madre fue a preparar la comida mientras el padre hacía la cama. 

Ella se quedó en su habitación, sentada encima de la cama deseando que aquel mareo desapareciese, hasta que su madre la llamó para comer.

No quiso hacerlo, y para que sus padres no sospecharan les dijo.
-Me preparé un bocadillo hace un rato, no me apetece nada más. Voy a leer un rato a mi habitación.

-Ve, hija. No te preocupes por nada. Hoy en casa poco se va a hacer, así que haz lo que te apetezca.

Al día siguiente y por la mañana llegó María con aquello. Se lo entregó en un descuido de la madre de su amiga. La mujer,  cómo nada sabía nada pudo sospechar. 
Hablaron entre ellas haciéndolo en tono bajito.

-Toma, Yolanda. Mejor te haces la prueba mañana al levantarte.

Cogió la cajita y se la guardó dentro del bolsillo del pantalón corto que llevaba.
-Gracias, María. Espero no haberte causado ningún problema.

-Ninguno. No te preocupes. Mi hermana no sabe que es para ti. Ya te lo dije.
Verónica O.M.
Continuará

jueves, 14 de junio de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 38 CUENTO

-No tienes fiebre. -Dijo María. -Sin duda es otra cosa lo que a ti te pasa. ¿No estarás embarazada? 


Yolanda la miró con cara de espanto, aunque ella misma momentos antes ya había barajado aquello. -No quiero ni pensarlo. Soy muy joven y mis padres no sé yo como iban a reaccionar. Seguro será, por la cena o los nervios por los que estoy pasando debido a tener mala conciencia.


-¿Mala conciencia? 


-Ya sabes, María... De hacer cosas que no debería.


-Eso ya te lo dije yo. Aunque tú ningún caso me hiciste. Mañana te traeré algo, para que te hagas la prueba del embarazo. Se lo pediré a mi hermana Lourdes. Ya sabes que trabaja en una farmacia.


-¿Le vas a decir que es para mi?


-No necesariamente. Le diré que es para otra amiga que no conozca.


-Podrá pensar que pudiera ser para ti.


-No te preocupes por eso. Ella sabe a la perfección que no lo estoy. Ella y yo compartimos habitación. Las dos sabemos todo de cada una. Aunque ella sea mayor nos llevamos a la perfección.


-Te envidio María. Cómo me vendría de bien tener a una hermana a mi lado en estos momentos.


-Me tienes a mi, Yolanda. No soy tu hermana de sangre ¿pero qué importa eso?


-Gracias María. Ya sé que tengo mucha suerte al tenerte.
-Yolanda se abrazó a ella. E inmediatamente se puso a llorar como una desvalida criatura.


-Ya verás como no será nada. Tranquilízate.
Autora Verónica O.M.
Continuará

martes, 5 de junio de 2012

jueves, 31 de mayo de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 37 CUENTO

Bonita imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)
                                           


Al poco rato Eva salió de la cocina. Su marido ya estaba algo nervioso, pensaban haber salido más temprano a dar una vuelta por el pueblo.

Se arreglaron con ropas cómodas y frescas, ya que hacía un calor asfixiante. Y marcharon a pasar el día lo mejor posible.

Yolanda aquella mañana no se encontraba bien. Se había levantado con nauseas.
En lo primero que pensó fue que la cena le había sentado mal. Sin querer también barajó otro pensamiento. -¿Estaré embarazada? No quiero ni pensarlo. 

A medida que pasó la mañana se iba encontrando peor. Y llamó a su amiga María. La cual se asustó al percibir a través del hilo telefónico su voz un tanto tristona. -Ahora mismo voy.

Sus padres, todavía no se habían levantado de la cama al haberse acostado tardísimo, y no lo harían antes de las dos del mediodía. La noche anterior, habían estado cenando con unos viejos amigos que celebraban sus bodas de plata. Y de allí marcharon al bingo a jugar unos cartoncitos. Que todo hay que decirlo no ganaron absolutamente nada.

Mientras tanto Yolanda había cenado sola. No había tenido ganas de prepararse gran cosa. Lo que llevó a su boca fue un bocadillo con queso.

A los pocos minutos María ya estaba con ella. -¿A ti que te pasa?

-No me encuentro demasiado bien.

-¿Te has tomado la temperatura?

-No.

-Trae el termómetro que la tomaremos.

Abrió el último cajón de su mesilla de noche y lo sacó.

Al momento ya lo tenía debajo del brazo ayudada por su amiga.
Autora Verónica O.M.
Continuará

viernes, 25 de mayo de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 36 CUENTO

-¿Qué es lo que está sucediendo Jeremy?

El chico al oír aquellas palabras no pudo evitar ponerse rojo. La madre, lo miró con el rostro serio debido a su preocupación surgida desde hacía un rato.

-Es Carla. Me está acosando sin vergüenza alguna.

-Sé más claro. O yo soy tonta o no te entiendo demasiado.

-Estoy harto de ella. ¿No sé porqué ha tenido que venir de vacaciones a casa? 

-Qué estés harto no me dice absolutamente nada.

El chico empezaba a ponerse nervioso, a su madre al parecer debería decirle las cosas de pe a pa.

-Antes de bajar a desayunar, me acosó arriba, me besó sin yo quererlo metiéndome hasta la lengua. Después me invitó a ir con ella a la ducha. Y bajé deprisa. Eso es lo que ha ocurrido ahora mismo. 

-¿Te das cuenta de la gravedad de esto Jeremy?

-Si. Pero yo no tengo la culpa de nada. Esta chica es una salida de campeonato.

-Te voy a preguntar algo más. -La mujer tragó saliva antes de proseguir. -¿Como es que no te gusta la chica?

-No me gusta este tipo de chicas, las prefiero como...
Al decir aquel <> de golpe quedó en silencio. 

-¿Como quien, Jeremy? ¿Cómo la chiquilla con la que te vi hablando el otro día?

-Si. Somos novios y nos queremos.

-¿Desde cuando si puedo saberlo?

-Desde niños.


Se escucharon unos golpecitos en la puerta. -Habéis terminado?
-Era el marido. Estaba impaciente debido a la tardanza de ambos.


-Salimos enseguida. -Dijo la mujer. Levantando la voz más de lo debido. -Después hablamos. Ve tú, hijo. Cuando me serene iré también.
Verónica O.M.
Continuará

miércoles, 23 de mayo de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 35 CUENTO

Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)
                                         


Carla desayunaba sin mirar a su padre, intuía que por el rabillo del ojo la observaba. El hombre no estaba muy contento con ella, pero trataba de parecer lo más normal posible.

Cuando todos acabaron el desayuno Eva empezó a recoger la mesa.
Jeremy se levantó también dispuesto a hacer lo mismo.


-En un plis plas todo está recogido y nos vamos -dijo Eva.


Carla se levantó también dispuesta a ayudar pero la mujer se negó en redondo. Entonces optó por sentarse en un sillón, observando que en la mesita de centro habían revistas rosa. Así que alargó sus manos y cogió una dispuesta a ojearla.
Su padre hablaba con el dueño de la casa, su amigo de juventud.
Ambos estaban encantados de estar juntos y disfrutar unos días de descanso. Iniciaron una conversación que cómo no les llevó a tiempos pasados.


Mientras tanto en la cocina, Eva intentaba sonsacar a su hijo preguntándole muy flojito y a puerta cerrada.
Autora Verónica O.M.
Continuará

jueves, 17 de mayo de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 34 CUENTO

Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)
                                                   

-¡Buenos días! -dijo Carla.

Todos contestaron. Aunque a Jeremy apenas se le escuchó.
Su madre disimuladamente observaba a su hijo y a la chica, había algo que escapaba a su intuición femenina, pero seguro lo descubriría, todo era cuestión de seguir observando.
Dio una bandeja a Carla, que ella a su vez cogió dando las gracias. La chica se sentó en la única silla que quedaba vacía, que como no...estaba al lado de Jeremy, el chico al que deseaba en la actualidad.

A él se le había quitado el apetito. Aquella chica lo sacaba de sus casillas.

Lucas de reojo miraba a su hija. Aquello a Eva no le pasó desapercibido, y como madre que era supuso acertadamente que aquel hombre siempre estaba vigilante, intuía que aquella chica al pobre padre le ocasionaba serios problemas, aunque todavía no sabía de qué tipo. Pero poco tardaría en saberlo.
Autora Verónica O.M.
Continuará

sábado, 5 de mayo de 2012

LA MEVA MARE

Imatge d´internet maca


Mare mai et vaig oblidar,
passin els anys que passim.
Et porto al cor,
aquest que de vegadas està ferit.
Van ser tantes coses les que vivim,
si quieres leerlo clica en este enlace
http://tempestadenelcorazon.blogspot.com

viernes, 27 de abril de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 33 CUENTO

Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)
                                         


-¡Buenos días!  -dijo Jeremy.

Los tres contestaron casi a la vez. Su padre, su madre y Lucas el amigo de su padre, que en aquellos momentos llevaba el vaso de café con leche a los labios.


Eva se dirigió a su hijo... -¿Te encuentras mejor? No tienes buena cara.


-No he dormido demasiado bien, eso es todo. Ya estoy mejor, no te preocupes.
Se sentó, al lado de su padre que le lanzó una media sonrisa.


Eva le sirvió el desayuno, Jeremy alargó sus manos para coger la bandeja que su madre le había preparado. Se componía de café con leche y un pequeño bocadillo de jamón en dulce.
Se dispuso a desayunar, cuando de repente escuchó a alguien bajar por la escalera.


A Eva, la transfiguración del rostro de su hijo no le pasó desapercibida, y pensó acertadamente que allí pasaba algo.
Autora Verónica O.M.
Continuará

domingo, 1 de abril de 2012

Muchas gracias a tod@s, de nuevo de vuelta...

imagenes de amistad 5 Imagenes de amistad para amigos
Preciosa imagen de internet

                                                                 
Muchas gracias a tod@s, que tan amablemente y con tanto cariño me demostraron su amistad.
Os cuento...
Mi hijo ya está de vuelta en su casa, tendrá que seguir un régimen especial,  medicación y controles, cuando pase un tiempo deberá someterse a una nueva intervención quirurgica. Fue operado el día 10 de marzo en estado muy grave, vuelto a operar el día 23, a consecuencia de una gran infección que no se pudo eliminar con medicación. Hemos pasado los peores días de nuestras vidas, y para el imagínensen.
Agradezco infinito vuestras palabras de cariño, os aseguro que nunca las voy a olvidar.
Pasaré por vuestros blogs, en cuanto me sea posible.
Con todo mi cariño.
Feliz domingo
Verónica O.M.

sábado, 17 de marzo de 2012

NES

Dura vida
que nos golpea
con lo que más
nos duele que
son los hijos...
Nuestro agradecimiento al hospital Doctor Josep Trueta, por haber salvado la vida, a nuestro hijo mayor Nes. Tanto su padre como yo misma, nos hubiésemos cambiado por el sin dudarlo.
Cuando pase un tiempo quizás cuente su mala experiencia, y ojalá nunca hubiese tenido que vivirla.
"Te queremos hijo..." para adelante en tu recuperación, y ya sabes que estamos contigo, hasta nuestro último aliento.
 Verónica O.M.

lunes, 5 de marzo de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 32 CUENTO

Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi (novela)
                                                     

Carla, decidió que ya era hora de salir de la habitación, cogió algunas prendas que necesitaría después de ducharse, en el cuarto de baño de aquella planta.
Salió y cerró la puerta.
Todavía llevaba su pijama veraniego, el pantalón muy cortito dejaba ver sus buenos muslos, y la parte de arriba desabotonada casi del todo.
A eso, que se escuchó otra puerta abrir y cerrar.
Al ver a Jeremy, mentalmente se dijo: -¡Ya verá este, quien soy!

-¡Buenos días Jeremy! ¿Estás mejor? Lo dijo en tono meloso y muy flojito. No quería que su padre se enterara de nada, el hombre dada su integridad podría estropearle lo que se traía entre manos.

Al cogerlo de improviso, Jeremy no sabía muy bien como debía actuar, nunca se había encontrado con una chica como ella tan atrevida. -¡Estoy mejor, gracias!
Hizo intención de marchar. Pero ella lo agarró de un brazo.
-¡Parece que te doy miedo! ¿Es así, Jeremy? -Preguntó en un tono risueño y burlón.

-No sé porqué te lo iba a tener. ¡No digas tonterías!

-¿Quieres probar mis besos? ¡Son de película! y astutamente se le acercó plantándole un beso en los labios. A la vez que introducía la lengua en su boca.

El pobre chico de buena gana la hubiese mandado al diablo, pero se quedó allí quieto sin saber reaccionar. Los días que padre e hija estuviesen allí los iba a pasar mal, no por Lucas el amigo de su padre, pero si por aquella chiquilla loca y caprichosa.

Carla se sintió vencedora, sin duda sería muy fácil tener un affaire con él. -¡Me voy a duchar! ¿me acompañas?  Cuando se quiso dar cuenta, Jeremy bajaba los escalones rápidamente.
-¡Ya te cogeré! caerás rendido en mis brazos. 
Autora Verónica O.M.
Continuará

martes, 21 de febrero de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 31 CUENTO

JEREMY Y YOLANDA (31)
                                                 
El matrimonio fue hacia la cocina para recoger los cacharros de la cena del día anterior, más tarde prepararían un buen desayuno para sus invitados. Seguramente saldrían después con ellos para enseñarles la ciudad.

Padre e hija permanecían todavía acostados. El hombre ya estaba despierto desde hacía rato, le pareció escuchar al matrimonio cuando bajaban a la planta baja. Se vistió sin hacer ningún ruido cerrando la puerta con cuidado al salir.

La hija estaba despierta aunque se hizo la dormida. Se levantó de la cama desperezándose.
Se miró en un bonito espejo ubicado en la pared próxima a la cama en la que había dormido, viéndose atractiva a pesar de no estar arreglada todavía. Desabrochó algunos botones de la parte de arriba de su pijama. El espejo le devolvió la  imagen de una mujer muy joven y sexy. Y sonrió de oreja a oreja.
-¡Te vas a enterar, Jeremy! 
Autora Verónica O.M.
Continuará

Mis post más visitados en la última semana

Mi lista de blogs

Regalo desde el blog DESVIO 24

Regalo desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

Premio desde el blog DESVIO 24

Premio desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA
muchas gracias, clica en la imagen

Premio de Los relatos de Ana

Premio de Los relatos de Ana
Muchas gracias Ana

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG
Muchas gracias Nela

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED
Muchas gracias Marita

PREMIO POEMAS INQUIETOS

PREMIO  POEMAS INQUIETOS
Gracias amigo

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA
Muchas gracias

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS
MUCHAS GRACIAS

Regalo del blog de Ariadna

Regalo del blog de Ariadna
muchas gracias amiga...

Regalo del blog Musa, papel y pluma

Regalo del  blog Musa, papel y pluma
muchas gracias Myriam

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS
Mil gracias querida Victoria

Regalo del blog y sigo pensando

Regalo del blog y sigo pensando
muchas gracias EriKa

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS
Gracias tocaya

Premio para este blog

Premio para este blog
Muchas gracias Sor Cecilia, si clicais en el premio entraréis en su bello blog

visitantes