ESTOS SON LOS PERSONAJES DE HASTA QUE TÚ TE VAYAS

A medida, de que vayan apareciendo nuevos personajes los iré agregando para que la novela sea mucho más fácil de leer.
José es el marido de Anita
Anita es la mujer de José
Amigo es el perro de ambos
María es una curandera querida por todos
Juan es el panadero, hombre muy afable
Don Federico es el patrón de José y marido de Doña Manolita
Doña Manolita es la mujer de Don Federico, está enferma de gravedad

sábado, 29 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 46 CUENTO


                                                                                                                    
Bonita imagen de internet
                                                              
Yolanda de pronto dejó de llorar, y sorprendió a sus padres con lo que dijo. -Quiero ir a vivir con la abuela.
Lo dijo en tono alto,  no lo hizo premeditadamente pero podría parecer como si quisiera imponer su voluntad,  pero quien la conociese de verdad se daría cuenta de que no era así. Le había nacido sin pensar.

-¿A vivir con la abuela? -Preguntó la madre.

-¡Si! quiero irme con ella.

Al padre, le cambió el color de la cara de repente. Pero quedó en silencio, la procesión la llevaba por dentro.

-¿Y porqué si puede saberse? Nuevamente preguntó la madre.

-Porque me quiere, y seguro que ella me entiende. Además no quiero que me vean así algunos amigos, incluido Jeremy. No quiero nada con él.

Ahora el padre ya no pudo mantenerse callado, y con gesto altivo espetó. -Eso ni te lo crees, Yolanda. Ahora mismo voy a hablar con él y con sus padres. Este no se va a ir de rositas.

-No irás porque yo no quiero, ni ya le quiero. -Y sin poderlo evitar nuevamente se puso a llorar.

-Bueno, no nos exaltemos. Cuando estemos todos más tranquilos ya buscaremos una solución. -Esta vez fue el padre quien sugirió.

Yolanda se levantó del sofá y marchó corriendo a su habitación. Se escuchó un gran portazo al cerrar la puerta.

-Déjala, mujer. ¡Que se vaya! seguro que mañana verá las cosas de otra forma. Además tenemos que hablar tú y yo.

-¿De qué?

-De mi madre. Hace mucho tiempo que no tenemos contacto,  tú eres cabezota y ella también, pero si partimos de la base que fuiste tú quien se enfadó  con ella...

-Pero con motivo.

-Con motivo o sin motivo, ya es hora de que hagáis las paces.  Además ahora mismo voy a llamarla por teléfono te guste o no.

Y dicho y hecho, fue hacia el teléfono...

-Ring, ring, ring, ring. Sonó  unas cuantas veces.
Al otro lado del hilo telefónico, escuchó una voz muy conocida. Y una punzadita sintió en el corazón.
-¿Quien es? -preguntó tímidamente.

-Soy yo, madre.

-Hijo, qué alegría me has dado, cuanto tiempo sin oír tu voz. Te hubiera llamado, pero no  quería que tuvieras problemas con tu mujer.

-Madre, parecéis niñas, y ya sois bastante mayorcitas las dos.

-Y yo más por supuesto. Soy una pobre vieja que pronto va a estirar la pata.

-No digas tonterías. Te he llamado, para hablarte de mi hija.

-¿Qué pasa con mi nieta? -Preguntó alterada.

-No te asustes que ahora te cuento.

Estuvieron hablando como una media hora. Al despedirse quedaron en verse, después de algunos años sin tener contacto.
En el fondo ambos estaban contentos, aquella situación  los iba a unir de nuevo.
Autora Verónica O.M.
Continuará
                                     

jueves, 27 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 45 CUENTO (NOVELA)


El padre permaneció sentado,  pero era tanta la ansiedad que sentía por querer saber, que se decidió a preguntar.
-¿Quién es el padre?

Yolanda,  al escuchar la pregunta tan directa que le hacía su padre, sintió como una oleada de calor en su rostro a pesar de estar destemplada.
-Es Jeremy.

-¿Jeremy... el que pienso?

-Si, el mismo.

-Qué yo sepa,  no nos habías informado que salieras con él.

-Nos queremos desde  niños. -Afirmó, y lo hizo a punto de echarse a llorar.

La madre los observaba y escuchaba, hasta que volvió a hablar.
-No se acaba el mundo por eso, deberíamos pensar antes de tomar una decisión.

Yolanda la miró sorprendida.
-La decisión ya la tengo tomada, tendré a mi hijo.

-Eres una menor. -Dijo la madre, y lo hizo en un tono más fuerte del habitual.

-Digo como tu madre, Yolanda. Eres una cría todavía, no puedes hipotecar tu vida por un error.

-No lo es, no es un error.
Y allí ya se desmoronó su fortaleza, y se echó a llorar desconsolada. Pero no lo hacía por su situación sino porque su amor al parecer ya no la quería.
Autora Verónica O.M.
Continuará

sábado, 22 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 44

Bonita imagen de internet

Los padres la vieron entrar en el salón, y ambos la miraron a la vez. La notaron pálida y ojerosa, quizás porque no llevaba ningún tipo de maquillaje en su tez. Eso es lo que pensaron, aunque nada dijeron al respecto.

-Debo hablar con vosotros. -Su tono de voz era muy flojito, como si le costase hablar. Y así era, ya que dentro de su garganta se le había formado como un nudo que le impedía casi tragar la saliva.

Ambos se sentaron en el sofá, y ella lo hizo enfrente, en un cómodo sillón, aunque su espalda la mantuvo rígida en todo momento, no dejando que ella descansase relajada. Los nervios los tenía tensos, al igual que sus pies y manos que no paraba de mover o balancear.

La conocían demasiado, para no darse cuenta que algo grave ocurría. Pero no se anticiparon para preguntar, la dejaron que fuese ella la que dijera lo que fuese tuviera que contarles.

-Se que os voy a dar un disgusto, pero no lo puedo evitar. -Su voz sonó entrecortada, como si contuviese unas ganas locas de llorar. Pero no lo hizo.

-Estoy embarazada. Os pido no me juzguéis demasiado severamente. Ya lo hago yo misma.

La madre se levantó del sofá, y se sentó en un brazo del sillón al lado de su hija, y tomó la palabra.

-¿Estás segura, hija?

-Lo estoy.

El padre se mantuvo sentado en el sofá, aunque su cara se había tornado muy seria. No hizo ademán de levantarse, si hubiese querido hacerlo seguro que sus piernas no le hubiesen sostenido por el impacto recibido.
Verónica O.M.
Continuará
                                       
                             

viernes, 7 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 43 CUENTO

-¿Si puedo ayudarte en algo?

-No, nadie puede hacerlo, María.Esto debo solucionarlo yo sola.
-Su voz sonaba triste. Muy triste...

María se sentía mal, al ver a su amiga en aquellas condiciones tan lamentables. Yolanda tenía edad de divertirse, y no estar pasando por aquellos momentos tan duros. Ella misma,  en alguna ocasión ya la había advertido que era peligroso lo que hacía con Jeremy, pero no la escuchó, dejándose llevar por aquel amor nacido en la niñez.

-María te voy a dejar... Voy a hablar ahora mismo con mis padres. Reza por mi ¿quieres?

-Lo haré, amiga. Que te vaya bien, dentro de lo que cabe. Si me necesitas, llámame.

-Mañana te llamo. Hoy estoy muy triste. Después, seguro lo estaré más. Te cuelgo.

-Cuídate, guapa. Te quiero, besos.

-Yo también te quiero, María. Besos y gracias. Muchas gracias. 
-Yolanda colgó el teléfono. Fue hacia el cuarto de aseo para lavarse la cara. Una vez hecho, se dirigió hacia el salón en busca de sus padres. Caminaba muy despacio, como si quisiera retrasar  aquel momento ya ineludible para ella.
Verónica O.M.
Continuará

domingo, 2 de septiembre de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 42 CUENTO

Nada más llegar a su casa, Yolanda llamó por teléfono a su amiga incondicional de siempre.
-María soy yo...

Aquella breve frase, la puso en alerta. 
-A ti te pasa algo.

-Si, ya sabes...
Arrancó a llorar, despacito. Intentando que sus padres no la oyesen.
A continuación se tumbó en la cama, y ahogó los últimos sollozos en la almohada. Eran alaridos de dolor, más que por la situación inevitable a la que debía enfrentarse, lo eran por la desilusión recibida momentos antes cuando su amor y aquella chica...
El mundo se había hundido a sus pies, y ahora se sentía la más desgraciada.
-¿Qué voy a hacer?

-Decírselo a tus padres.

-Si eso ya lo sé, pero...

-¿Pero qué?

-Jeremy tiene a otra. Los he visto con mis propios ojos.

-¿Estás segura?

-Si, lo estoy. -Y siguió llorando...
Verónica O.M.

sábado, 1 de septiembre de 2012

FALSA MICRORRELATO

Preciosa imagen de internet

                                                      
Merche había ido aquella mañana al hospital, su amiga Lía había sido madre de una preciosa niña.
Aunque quiso disimularlo no lo supo hacer del todo, un buen observador se hubiera dado cuenta que en sus ojos había algo "pura envidia"
Ella no era madre y jamás lo lograría...
Estuvo un rato allí de pie, no quiso sentarse ni tan siquiera. Deseaba salir de allí a escape pero debía mantener las.....
Si quieres leerlo clica en este enlace,  y si lo deseas me comentas.
http://poemasdevero.blogspot.com

Mis post más visitados en la última semana

Mi lista de blogs

Regalo desde el blog DESVIO 24

Regalo desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

Premio desde el blog DESVIO 24

Premio desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA
muchas gracias, clica en la imagen

Premio de Los relatos de Ana

Premio de Los relatos de Ana
Muchas gracias Ana

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG
Muchas gracias Nela

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED
Muchas gracias Marita

PREMIO POEMAS INQUIETOS

PREMIO  POEMAS INQUIETOS
Gracias amigo

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA
Muchas gracias

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS
MUCHAS GRACIAS

Regalo del blog de Ariadna

Regalo del blog de Ariadna
muchas gracias amiga...

Regalo del blog Musa, papel y pluma

Regalo del  blog Musa, papel y pluma
muchas gracias Myriam

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS
Mil gracias querida Victoria

Regalo del blog y sigo pensando

Regalo del blog y sigo pensando
muchas gracias EriKa

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS
Gracias tocaya

Premio para este blog

Premio para este blog
Muchas gracias Sor Cecilia, si clicais en el premio entraréis en su bello blog

visitantes