ESTOS SON LOS PERSONAJES DE HASTA QUE TÚ TE VAYAS

A medida, de que vayan apareciendo nuevos personajes los iré agregando para que la novela sea mucho más fácil de leer.
José es el marido de Anita
Anita es la mujer de José
Amigo es el perro de ambos
María es una curandera querida por todos
Juan es el panadero, hombre muy afable
Don Federico es el patrón de José y marido de Doña Manolita
Doña Manolita es la mujer de Don Federico, está enferma de gravedad

sábado, 28 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO Nª 27
                                                    
Allí estaba Paul con Lola, la que había considerado una grandísima amiga de su madre resultaba ser la tía de su padre. Aquello era algo sorprendente.
-¡No entiendo como mi madre, me ocultó estas cosas!

-No la juzgues, hijo. Ella en todo momento creyó que eso sería lo mejor para ti.

-Y tú también callaste.

-Si, también. Pero lo hice por ella, tu padre no sé si podrá perdonarme algún día, y es una pena ya que no voy a durar demasiado dado los años que tengo.

-No digas tonterías. Estás estupenda.

-Gracias, Paul. Sin duda, es el cariño que me tienes el que te hace hablar así.

El hombre, se levantó del sillón y se dirigió hacia la cama y depositó un beso en su arrugada mejilla izquierda.

-¿Me vas a dar la dirección de mi padre?

-Claro que si. Ya ha llegado la hora de que os conozcáis. -De la mesilla de noche sacó un sobre y se lo entregó. -Me hubiese gustado ir contigo, pero dado mi situación eso no va a poder ser. ¡Así que adelante, ve y después me cuentas! Te pido no seas duro conmigo, comprende que estaba atada a lo que tú madre me pidió. Con respecto a tu padre, explícale que no podía hacer otra cosa. Es mi sobrino, pero también ella era mi mejor amiga. Hubiese dado mi vida por la de ella. ¡Te lo aseguro!

La mujer se emocionó, Paul sacó del bolsillo un paquetito de kleenex, y secó sus ojos con amor.
-¡Ay Lola! ¿Como me presento ante mi padre? ¿me querrá ver?

-Estoy segura de que lo harás muy feliz, no se espera para nada esta grata sorpresa.

Al poco se despidieron, prometiendo que muy pronto la visitaría de nuevo. Abrió la puerta y salió de la habitación.
Autora Verónica O.M.
Continuará

miércoles, 25 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO Nº 25
                                                      
Paul estaba un tanto nervioso, sabía que de aquella conversación con Lola muchas de sus dudas dejarían de serlo, aquello a la vez que le interesaba en el fondo le daba un poco de miedo, el saber cosas que quizás lo hiciesen sentir peor de lo que últimamente se sentía, pero aún así...
-No sé por dónde empezar.

-Te ayudaré. ¿Qué quieres exactamente saber?


-Todo lo que deba saber.


-Tu madre ya no está. No es necesario callar por más tiempo esas cosas que siempre debiste saber. Te diré que callé por haberle hecho a ella un juramento. No falto a él, lo habíamos pactado así, no abrir la boca mientras ella viviese, la pobre parecía percibir que se iba a ir antes que yo que soy más vieja. ¡Hijo, los designios del de arriba! Empezaré la historia a grandes rasgos, intuyo que ya sabes algunas cosas, aunque no puedes ubicarlas hasta que yo te explique.


(26)
                                              
Lola comenzó a explicarle haciéndolo con voz suave. -Tu padre estuvo casado con María una mujer muy bonita y de frágil salud. Cuando dio a luz a Luisito empeoró más todavía y en poco tiempo murió. Él quedó desolado, y tuvo que dejar a Luisito con sus padres, mi hermano Ángel y Rosa su mujer. Ellos lo criaron. Un día conoció a tu madre, estaban en la cola de una panadería según me contaron, cruzaron unas palabras, y a partir de ahí cuando se veían se saludaban. Un día tu padre iba con Luisito, lo llevaba empujando de su carrito, tu madre al verlo se emocionó por la escena tan tierna, y más cuando escuchó a alguien decir lo que no sabía. Era viudo. 
Al poco tiempo él le tiró los tejos, al principio seguro no estaba demasiado enamorado, pero si muy necesitado, pero tu madre si lo estaba de él, lo aceptó y se fueron a vivir juntos. La boda, la postergaron para cuando pasara un tiempo. Nunca llegó a celebrarse.
Luisito volvió a la casa con ellos. Vivieron felices hasta que cumplió tres años. Un día, ella lo dejó solo un instante en el salón, fue a vigilar la comida que estaba cocinando, Luisito en ese corto espacio de tiempo metió los deditos en un enchufe. ¡Imagínate la tragedia! Siempre se sintió culpable de aquello.

Paul no daba crédito a lo que estaba escuchando, sabía que la mujer le estaba confesando la verdad.

-Mi sobrino cambió. Se volvió amargado y hasta perverso con ella, no le quedó más remedio que marchar después de mucho aguantar aquella vida. A los pocos días, se dio cuenta que estaba embarazada y se dijo que nada le diría. Como así fue. Me hizo jurar y prometer que yo tampoco lo hiciese.
Pero ya no es necesario seguir callando. Ya ha llegado la hora de que sepa, igual que tú mi querido Paul.

-¿Vive mi padre? ¿no sabe que existo?

-¡Así es, querido!
Autora Verónica O.M.
Continuará

martes, 24 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO nº 24
                                                    
-¿Quien es ella? -preguntó señalando hacia la puerta, dónde la mujer acababa de salir.

-Don Fermín el cura, la envió para ayudarme cuando se enteró de mi caída. Ella ejerce el voluntariado, unas cuantas horas a la semana. ¡Hijo no me dejó negarme, es más no me dejó ni hablar! así que tuve que aceptar, este curita hay que ver lo humano que es, y ella es un ángel bajado del cielo. Es un amor.

-¡Es guapa!

Lola sonrió. -Ya es hora de que rehagas tu vida, no puedes estar eternamente solo, una mujercita así te vendría que ni pintada.

-Ya llegará ese momento cuando deba. No hay que forzarlo querida Lola.
Con aquellas palabras, ya daba por concluido el tema.
 - He venido a preguntarte algunas cosas. Supongo me las contestarás.

-Sabía que tarde o temprano este día llegaría, así que dispara.
Autora Verónica O.M.
Continuará

sábado, 21 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO nª 23
                                               
La mujer estaba sentada en la cama, su cuerpo cubierto con la colcha hasta la cintura, y sus hombros los cubría con una bonita toquilla de color verde claro.

Paul se acercó hasta ella, depositó dos besos en las mejillas de la anciana, que a su vez le correspondió también.
-¡Siéntate, hijo!

Lo hizo en un sillón de cuero de color negro, que estaba ubicado enfrente de la cama. Lo miraba con muchísimo cariño, representaba ese hijo que nunca pudo tener, además de serlo de su propio sobrino y de la mejor amiga que había tenido en toda su vida.

-¿Estás enferma? Aunque te he de decir que tienes buena cara.

-No estoy enferma. -Destapó su pierna derecha que estaba vendada hasta la rodilla, e iba vestida con un largo camisón del mismo color que la toquilla, que había subido un poco para enseñarle dicho vendaje.

-Espero no sea nada grave.

-No lo es, aunque  podía haberlo sido. Me resbalé al pisar el suelo que acababa de fregar, me dí tal  golpetazo que me asombro de no haberme roto ni un hueso, aunque me hice heridas, eso si. Ya sabes hijo, que con la edad no somos ni la sombra de lo que fuimos.

-¿Te duele?

-Ahora, no! Porque me tomo unas pastillitas que obran milagros, ya sabes que no me gusta sufrir, supongo que como a cualquiera. ¿Qué te ha traído hasta aquí?

Paul carraspeó antes de contestar a la anciana, que esperaba con mucho interés a que se explicase.
Autora Verónica O.M.
Continuará

lunes, 16 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO Nº 22
                                                 
Llamó al timbre. A los pocos segundos ya alguien abría la puerta. Se asombró de aquel detalle, Lola solía tardar en abrirla debido a sus muchos años y a la fragilidad de sus piernas.

-¿Qué quiere?

La dueña de aquella voz, era una mujer joven a la que no conocía. Inconscientemente se puso en tensión.

-Vengo a visitar a Lola -aquella corta frase salió temblorosa de sus labios.

-Pase. ¿Su nombre?

-Soy Paul.

-¡Siéntese por favor! Ahora mismo la aviso.

Hizo caso de ella aunque algo cohibido. Aunque aquella casa para él no tenía secretos, la conocía palmo a palmo de las horas y horas que allí había pasado, sobre todo en su infancia cuando venía con su madre a visitar a su amiga.

Escuchó la voz de ella preguntarle a la mujer, aunque apenas fue un susurro ya que lo hizo bajito.

-Pasa, hijo. Ven a darme un beso.

La joven se apartó para que pasase, y cerró la puerta al salir de la habitación.
Autora Verónica O.M.
Continuará


domingo, 15 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO Nº 21

                                                                                     
Después de cerrar la tienda pasó por la barbería de su amigo, el estaba barriendo los pelos del último de sus clientes al que había cortado el mismo cortísimo.
Entró en ella, y se saludaron...
-¿Como lo tienes para afeitarme?

-¡Bien! Anda siéntate que en un plis plas te dejo como nuevo.

-No soy tan viejo, además estoy poco usado.

-Que cosas, que tienes Paul. Ya va siendo hora que olvides a tu ex y te busques a otra.

-No me apetece. ¡Aunque quien sabe, cualquier día podría darte una sorpresa!

-Te noto muy serio, aunque trates de tomarme el pelo.

-¡Lo estoy! ya te contaré cuando lo solucione. No vaya a ser que tenga mal fario.

Y empezó a afeitarlo con precisión y a la vez delicadeza. Se había acostumbrado a ir por la barbería, no le apetecía para nada tener que afeitarse a diario, lo hacía siempre su amigo al que acudía muy a menudo.

Al rato se despidió de Juan...
-Ya va siendo hora que cierres. ¡Gracias amigo, y aquí tienes!
Le dio tres euros.

Desde allí, se dirigió a casa de Lola con la que sin duda tendría una larga conversación.
Autora Verónica O.M.
Continuará

miércoles, 11 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS (20)
                                                        
Y llegó el lunes...
Paul ya había abierto su comercio, y todo estaba en su lugar. Dentro de poco, la tienda sería visitada por algunas vecinas dispuestas a comprar algún alimento u cosa que les faltase.
Su semblante mostraba preocupación, pero cambió rápidamente al entrar en el establecimiento la primera de sus clientas.

-¿Qué necesitas, Maruja?
Preguntó muy solícito.

-Me vas a poner una bolsa de patatas. Hoy con unas patatitas fritas y unos huevos ya tengo el menú preparado, que mi Paco ya me tiene hasta las mismísimas narices, ¡hijo, no sé que hacerle para comer! siempre me da la tabarra, Maruja que esto no me gusta, que lleva cebolla, que lleva ajo. Y yo le digo:
-¡Ni que hubieras nacido en un palacio! Eres de pueblo, y de pocos habitantes, jaja.

Paul no dijo palabra, pero su sonrisa de oreja a oreja lo delataba, la conocía desde  siempre al haber nacido allí. Se tenían muchísimo aprecio.

La mañana pasó bastante lentamente. Al ser principio de semana no había demasiado trabajo, tuvo tiempo para pensar en la hora que iría a visitar a la amiga de su madre, para que le contara lo que tanto le preocupaba.
Verónica O.M.
Continuará

                                     

martes, 10 de septiembre de 2013

domingo, 8 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO Nº 19
                                             
Encontró la carta que su madre empezó a escribir y jamás terminó. Leyó vez tras vez, cada línea allí escrita y no entendiendo demasiado. ¿Quien sería aquel tal Luisito que su madre mencionaba? Contrastaba la carta de Esteban su padre con la de ella, y así poder tener más pistas para montar aquel complicado puzzle.
Dedujo que aquel niño, vivió antes que el naciese. Su madre jamás se lo había mencionado. Además de haber algo también muy extraño, su padre para nada le mencionaba a él en la carta que había encontrado escondida en el armario.

-¿Es que no me quería?

Quedó todavía más intrigado de lo que ya estaba, y decidió dejar aquellas cosas por el momento.

Se acordó de Lola, había sido una muy buena amiga de su madre. La mujer aunque mayor todavía vivía.
Lo mejor sería hacerle una visita, desde que su madre falleció no la había vuelto a ver. La mujer estaba demasiado emocionada en el entierro, le dio pena verla llorando por la pérdida de su amiga mucho más joven que ella misma.
Le preguntaría a ella. Seguro que sabía todo lo que le estaba ocasionando tanto desasosiego.

Notó un roce suave. Sintió un escalofrío recorrerle de pies a cabeza. Era un precioso niño de no más de tres años que por supuesto no pudo ver.
Autora Verónica O.M.
Continuará

miércoles, 4 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO Nº 18                                                       
                                                    
Luisa estuvo hasta muy tarde tumbada. Había oscurecido por completo, se dio cuenta que había estado en mala posición al dolerle parte de su cuerpo.
No cenó ni tampoco se acordó de ello, tenía como un nudo en la garganta, aunque en su interior se sentía más ligera, era como si se hubiese descargado un poco su lastimado corazón.
Se acostó, y apagó la luz de la mesita de noche, y se tapó con la sábana encimera, no sentía frío pero como acto reflejo siempre lo hacía. Era su forma de dormir siempre.
Se posicionó boca arriba, y con los ojos abiertos que brillaban en la oscuridad.

-Esteban amor, mio. ¿Porqué nos tuvo que suceder eso?

Escuchó el reloj del salón, dar todas las horas hasta las seis. Desesperada se levantó,  puso una larga bata de color rosa encima de su cuerpo semidesnudo, y se dirigió hacia la ventana.
Todavía no se veía un alma por la calle, aquella noche había sido eterna.

En la cocina se preparó un vaso de leche, lo bebió a pequeños sorbos.
Aquella mañana no pensaba salir a la calle, pero si lo haría a la tarde para ir a trabajar.
Su trabajo consistía en dar clases de costura a unas alumnas principiantas, y lo hacía tres días a la semana, su horario era de cinco de la tarde a nueve de la noche. Además de pintar algunos cuadros para una tienda de muebles bastante importante, lo hacía en una pequeña habitación que había adecuado para ello en su casa.
Su hijo Paul ya no vivía allí, y para ella sola tenía más que suficiente. Había bajado un poco su ritmo de trabajo, al no necesitar ya demasiado.
Autora Verónica O.M.
Continuará

                                        

martes, 3 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO Nº 17
                                                       
La mujer en un impulso cogió papel y un bolígrafo, se acomodó en la mesa y empezó a escribir:


Hola, Esteban. Tu tía me dio la carta que le entregaste para mi, no pensaba contestarte y quizás me arrepienta más tarde de hacerlo. Te diré que jamás he olvidado nuestros últimos tiempos, fueron muy duros para los dos. No sabes como me sentí, e incluso tampoco como me siento todavía. Me culpaste de aquello, bastante sufrimiento tenía yo para que encima tu me atosigaras como lo hiciste entonces.
Pensaste que no quería a Luisito, desde el primer momento lo quise. ¡Era un niño tan especial! y perderlo de aquella manera fue un trauma del que todavía no me he repuesto.
Escuchar de tus labios tantas barbaridades me hirió para siempre, y eso Esteban jamás lo olvidé ni podré hacerlo nunca.

La mujer se detuvo, en sus ojos empezaron a brotar incansables lágrimas, ya no pudo continuar escribiendo. Dejó la carta a un lado de la mesa para no mancharla, de su boca salían alaridos de dolor. Y así estuvo largo rato hasta que quedó agotada.

Se levantó y dirigió hacia el baño, allí se lavó la cara.
Mirándose en el espejo, se dio cuenta que parecía haber envejecido de repente varios años.
Muy triste volvió al salón, se tumbó en el sofá y se tapó con una manta, cerró los ojos y suspiró, allí permaneció hasta el anochecer pensando y reviviendo aquellos viejos tiempos.
Autora Verónica O.M.
Continuará                                                            

lunes, 2 de septiembre de 2013

NOVELA DE MISTERIO

SECRETOS ENTERRADOS CAPÍTULO nº 16
                                                  
Esteban pasó muy malos tiempos, perder a su hijo y también a Luisa lo hizo un hombre muy huraño, nunca sonreía y parecía que el mundo se lo debía todo.
Quitó de la casa algunas fotografías de su hijo, y las guardó en una caja como queriendo olvidar que algún día existió, aunque sabía que aquello sería imposible. 
Tenía múltiples heridas que ya nunca cicatrizarían, aunque poco a poco se adaptó a vivir solo por la cuenta que le traía.

Pensaba en Luisa asiduamente, sabía que no había sido justo con ella pero lo hecho ya no se podía deshacer.
Daría su vida porque volviese a su lado, pero tenía la plena convicción de que no sucedería jamás.
También pensaba en tiempo más atrás, cuando vivía con su mujer María, una mujer enfermiza que desde que dio a luz a Luisito se la veía cada día apagar un poco, hasta que un día...

Luisa fue su tabla de salvación al haberse quedado viudo con un niño tan pequeño, ciertamente no estaba enamorado al principio, después poco a poco fue descubriendo que había tenido mucha suerte al conocerla. Lo hicieron en la cola de la panadería.
No se casaron y lo dejaron para más adelante, aunque aquella boda jamás se realizaría debido a la tragedia sucedida.
Autora Verónica O.M.
Continuará                                           

Mis post más visitados en la última semana

Mi lista de blogs

Regalo desde el blog DESVIO 24

Regalo desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

Premio desde el blog DESVIO 24

Premio desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA
muchas gracias, clica en la imagen

Premio de Los relatos de Ana

Premio de Los relatos de Ana
Muchas gracias Ana

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG
Muchas gracias Nela

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED
Muchas gracias Marita

PREMIO POEMAS INQUIETOS

PREMIO  POEMAS INQUIETOS
Gracias amigo

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA
Muchas gracias

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS
MUCHAS GRACIAS

Regalo del blog de Ariadna

Regalo del blog de Ariadna
muchas gracias amiga...

Regalo del blog Musa, papel y pluma

Regalo del  blog Musa, papel y pluma
muchas gracias Myriam

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS
Mil gracias querida Victoria

Regalo del blog y sigo pensando

Regalo del blog y sigo pensando
muchas gracias EriKa

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS
Gracias tocaya

Premio para este blog

Premio para este blog
Muchas gracias Sor Cecilia, si clicais en el premio entraréis en su bello blog

visitantes