ESTOS SON LOS PERSONAJES DE HASTA QUE TÚ TE VAYAS

A medida, de que vayan apareciendo nuevos personajes los iré agregando para que la novela sea mucho más fácil de leer.
José es el marido de Anita
Anita es la mujer de José
Amigo es el perro de ambos
María es una curandera querida por todos
Juan es el panadero, hombre muy afable
Don Federico es el patrón de José y marido de Doña Manolita
Doña Manolita es la mujer de Don Federico, está enferma de gravedad

sábado, 24 de mayo de 2014

HASTA QUE TÚ TE VAYAS (11)



Mientras en casa de don Federico. -Manolita, no me gusta que me llamen don Federico. ¿A ti te gusta que te lo llamen?

-¿Don Federico? ¡Claro que no!

-¡Mujer, eres tremenda! Me refiero ¿que si te agrada que te llamen doña Manolita?
Bonita imagen de internet
novela escrita por mi

-Me gusta. Pero no me mal interpretes. Ya sabes que soy una mujer sencilla, pero cuando me lo llaman me hacen sentir bien. A mi madre se lo llamaban también. Me acostumbré a escucharlo en boca de otras personas. Por ese motivo me gusta.

-Pues a mi, si te soy sincero no me gusta nada. Vengo de familia humilde. Ese don me pesa demasiado.

-Federico. Cuando yo no esté no quiero bajo ningún concepto que me guardes luto eterno. Me revolvería en la tumba sabiendo que no eras feliz. Ven a mi lado y prométeme algo.

El hombre se acercó a la cama matrimonial. Se sentó en un filo de la misma. Pasó su mano derecha por el pelo rubio que estaba desparramado encima de la blanca almohada. -¿Que quieres hacerme prometer?

-Cuando yo falte, te pido por favor que busques a una mujer acorde a ti. No eres hombre para estar solo.

-Mujer. ¿No sabes hablar de otros temas? Ya sabes que no me gusta oírte decir estas cosas.

-Tendrás que escucharme. No me queda demasiado tiempo y quiero dejar las cosas amarradas. ¿Me lo prometes?

Al hombre aquellas palabras le hicieron daño viniendo de boca de la mujer a la que tanto quería. Y se preguntaba como ella era capaz de hablar así.

-¿Me lo prometes? -Aquella pregunta salió de su boca en un tono casi imperceptible. Al momento Manolita tosía de forma exagerada. Los dos sabían que sus días estaban contados.
Autora Verónica O.M.
Continuará

lunes, 12 de mayo de 2014

HASTA QUE TÚ TE VAYAS (10)
Anita escuchó a Amigo y abrió la puerta. -¡Como sigas así tendré que amarrarte!

El perro entró en la casa agachando la cabeza. Se quedó en un rincón. No quería que su dueña se enfadase más de lo que ya estaba.

Nada más le dijo, pero ya no le hizo ningún caso. 
Al rato llegó José del trabajo. Le dio la bienvenida con un beso en los labios. Amigo ni siquiera se le arrimó.

-¿Qué le pasa a Amigo? -Preguntó a su mujer.

-Le he reñido porque siempre está callejeando.

-Pero mujer solo es un perro.

-¿Y que?

-Pues que hace lo que hacen todos. ¡Ay Anita! si fueras perra te gustaría tenerlo detrás de ti.

-Contigo no se puede, en fin...

-¿Que vamos a cenar?

-Cuando te sientes a la mesa ya lo verás.

-Me he dado cuenta de que hueles muy bien. ¿Qué te has puesto en la cara?

-Nada. -Y se puso a preparar la cena.

Cuando José apareció de nuevo, ya limpio, la mesa ya estaba preparada. Los alimentos eran una gran tortilla de patatas y un trozo de queso. 
Se dispusieron a cenar...
Autora Verónica O.M.
Continuará

domingo, 4 de mayo de 2014

sábado, 3 de mayo de 2014

HASTA QUE TÚ TE VAYAS (9)


Comió y se tomó la novena parte de aquello. -¡Ahora a esperar los resultados!
Dedicó la tarde a los quehaceres diarios. Después calentó agua y la vertió en un gran barreño de zinc, cogió su pastilla de jabón de rosas y una gran toalla para secarse. Se lavó. Pero había escuchado por ahí que no había que recrearse en las partes íntimas, y como si estuviese pecando apartó sus manos de allí rápidamente. Ya secada, se vistió de nuevo y se echó por los hombros una toquilla limpia y de color crudo.

Abrió aquella pequeña lata y olfateó su contenido. -¡Huele muy bien! -Extendió un poco por el rostro. Resbalaban sus dedos por el mismo, pero al rato aquella sensación desapareció.
-Lo esconderé. No vaya a ser que a José no le guste.
Lo guardó, en el armario de su cuarto detrás de algunas prendas de cama. Allí pasaría totalmente desapercibido.

El perro no estaba por allí. Seguro que estaría merodeando por el barrio para camelarse a alguna perrita en celo.
Autora Verónica O.M.
Continuará

Mis post más visitados en la última semana

Mi lista de blogs

Regalo desde el blog DESVIO 24

Regalo desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

Premio desde el blog DESVIO 24

Premio desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA
muchas gracias, clica en la imagen

Premio de Los relatos de Ana

Premio de Los relatos de Ana
Muchas gracias Ana

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG
Muchas gracias Nela

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED
Muchas gracias Marita

PREMIO POEMAS INQUIETOS

PREMIO  POEMAS INQUIETOS
Gracias amigo

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA
Muchas gracias

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS
MUCHAS GRACIAS

Regalo del blog de Ariadna

Regalo del blog de Ariadna
muchas gracias amiga...

Regalo del blog Musa, papel y pluma

Regalo del  blog Musa, papel y pluma
muchas gracias Myriam

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS
Mil gracias querida Victoria

Regalo del blog y sigo pensando

Regalo del blog y sigo pensando
muchas gracias EriKa

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS
Gracias tocaya

Premio para este blog

Premio para este blog
Muchas gracias Sor Cecilia, si clicais en el premio entraréis en su bello blog

visitantes