ESTOS SON LOS PERSONAJES DE HASTA QUE TÚ TE VAYAS

A medida, de que vayan apareciendo nuevos personajes los iré agregando para que la novela sea mucho más fácil de leer.
José es el marido de Anita
Anita es la mujer de José
Amigo es el perro de ambos
María es una curandera querida por todos
Juan es el panadero, hombre muy afable
Don Federico es el patrón de José y marido de Doña Manolita
Doña Manolita es la mujer de Don Federico, está enferma de gravedad

miércoles, 27 de agosto de 2014

CERRADO TEMPORALMENTE

Imagen de internet


Por no poder atenderlo.
Estamos pintando en casa, ya sabéis lo engorroso que es, después limpiar, ordenar, etc, etc.
Dejo la historia a medias, mientras tanto le daré vueltas al coco para continuarla...
Gracias a todos, besos.

jueves, 21 de agosto de 2014

HASTA QUE TÚ TE VAYAS 21

Antes de entrar en la casa, don Federico escuchó toser bruscamente a su mujer. Entró rápidamente dirigiéndose a la habitación. Se la encontró sentada en la cama y con el rostro rojísimo. El golpe de tos la había dejado en aquellas pésimas condiciones.
-¿Estás mejor? -lo preguntó con sumo cariño y preocupación.

-Lo estoy. No te preocupes, ya se me ha pasado.

El hombre se sentó en la silla dónde había estado sentada Anita. Se la imaginó allí y su mente empezó a imaginar. Cuando de pronto la voz de su mujer lo sobresaltó sacándolo de golpe de aquella especie de ensoñamiento.

-Pronto me voy a marchar a ese lugar del que no se vuelve. -Sentía miedo, claro que si. Pero al no poder hacer nada le salía su lado sarcástico.

-No digas esas cosas, mujer. Ya sabes que no me gustan.

-Hay que ser realistas. Te voy a decir una cosa y no quiero que me taches de loca o algo así. Es referente a Anita. 

-El hombre percibió una especie de calor por el rostro. Se sintió cómo avergonzado, al haber tenido en el pensamiento a aquella mujer que le intrigaba y atraía poderosamente.
-¿Anita? 

-Si, ella. Me gustaría que fuese tu nueva mujer. Cuando yo falte.

-Dices unas cosas... Ella tiene a José, su marido.

-Ya lo se, no soy tonta. ¿Me crees tonta?

-No, mujer. Pero parece que hablas muy alegremente.

-La culpa la tiene esa que me acecha.

La miró no comprendiendo.

-La muerte, esa que quiere llevarme. Dejemos de perder el tiempo ¿quieres? A lo que vamos...
Autora Verónica O.M.
Continuará

miércoles, 6 de agosto de 2014

HASTA QUE TÚ TE VAYAS 19

-Anita, puedes sentarte -le señaló una silla, que estaba situada al lado de la cama, pero a una distancia prudencial.

-Gracias, doña Manolita.

-Te agradezco mucho tu visita. Se a lo que has venido, así que me ahorraré hacer un papel innecesario. ¿No crees?

-Lo que usted diga, doña Manolita.

-Puedes llamarme por mi nombre a secas. Te confieso no me disgusta que me llamen con tanta ceremonia, pero lo considero innecesario tratándose de ti, una mujer que a partir de ahora si tú quieres me cuidarás.

-Pero me sentiría violenta. Para mi sería como una falta de respeto.

-Pues entonces con llamarme de usted asunto concluido. ¿Está bien así?

-Lo está. Gracias.

-Estoy enferma, no creo que dure mucho tiempo. -A pesar de hacerse la fuerte, aquellas palabras dichas por su boca  la estaban afectando profundamente.

-¡Dios no lo quiera! -dijo muy afligida la joven mujer.

-Anita, me gustaría que fueras tú quien me cuidase. Mi marido se porta bien conmigo, no tengo ninguna queja, sino todo lo contrario. Pero me gustaría descargarle de lo que considera su responsabilidad. No te sientas obligada...

-No me lo siento. La cuidaré encantada. Usted dirá en que puedo ayudarla.

Don Federico escuchaba desde el pasillo. Una medio sonrisa quiso brotar de sus labios, aunque no lo consiguió del todo.
Con cuidado y sin hacer ningún ruido salió a la calle. Sus pasos los dirigió a sus tierras, dónde José estaba ordenando la barraca dónde guardaban las herramientas o aparejos de trabajo.
ESTA ES LA PARTE QUÉ FALTABA...
Autora Verónica O.M.

HASTA QUE TÚ TE VAYAS 20


Anita todavía estuvo un buen rato hablando con doña Manolita. Antes de irse, le colocó bien los almohadones para que se sintiese lo más cómoda posible.
-¿Necesita algo antes de que me vaya?

-Nada, Anita. Puedes marchar.

-Hasta mañana entonces.

Salió a la calle dejando entornada la puerta de entrada. En aquel lugar nadie entraba a hogar ajeno sino era invitado o pedido permiso.
Amigo el perro la estaba esperando. Echó a andar al paso de su dueña.

-Has esperado un buen rato -le dijo.

Amigo levantó sus orejas y movió el rabo. La había comprendido a la perfección.

Llegaron a la casa. Y buscó la llave en su escondrijo. Al momento ya estaban dentro, el perro se echó en un rincón. 
La tarde pasó casi sin sentirla, entretenida en las labores que debía realizar antes de que llegase su esposo.
Una vez terminado su trabajo se sentó a descansar. El perro se echó a sus pies, aunque momentos antes parecía dormitar. Ella le acarició el lomo.

Sintió frío. Echó carbón en la vieja estufa arrimándose ambos a su calor. Cuando llegó José así se los encontró.
Autora Verónica O.M.
Continuará

martes, 5 de agosto de 2014

ERROR

Llevo días pensando en que algo no me cuadra...
Se trata de Hasta que tú te vayas, creo haber comentado que había publicado algunos capítulos en otro de mis blogs, y de allí los pasaba a este http://tempestadenelcorazon.blogspot.com.es
¡ME HE SALTADO UN CAPÍTULO! por suerte al final (me tiraría de los pelos)
Así que lo voy a arreglar (pondré los dos juntos)
Pido disculpas por ese error, si puedo mañana, publicaré...

sábado, 2 de agosto de 2014

HASTA QUE TÚ TE VAYAS 19

Anita todavía estuvo un buen rato hablando con doña Manolita. Antes de irse, le colocó bien los almohadones para que se sintiese lo más cómoda posible.
-¿Necesita algo antes de que me vaya?

-Nada, Anita. Puedes marchar.

-Hasta mañana entonces.

Salió a la calle dejando entornada la puerta de entrada. En aquel lugar nadie entraba a hogar ajeno sino era invitado o pedido permiso.
Amigo el perro la estaba esperando. Echó a andar al paso de su dueña.

-Has esperado un buen rato -le dijo.

Amigo levantó sus orejas y movió el rabo. La había comprendido a la perfección.

Llegaron a la casa. Y buscó la llave en su escondrijo. Al momento ya estaban dentro, el perro se echó en un rincón. 
La tarde pasó casi sin sentirla, entretenida en las labores que debía realizar antes de que llegase su esposo.
Una vez terminado su trabajo se sentó a descansar. El perro se echó a sus pies, aunque momentos antes parecía dormitar. Ella le acarició el lomo.

Sintió frío. Echó carbón en la vieja estufa arrimándose ambos a su calor. Cuando llegó José así se los encontró.
Autora Verónica O.M.
Continuará

viernes, 1 de agosto de 2014

HASTA QUE TÚ TE VAYAS 18
Anita llegó a la casa... 
-Esperame aquí -dijo al perro.
Iba a llamar con el picaporte, pero se dio cuenta que la puerta estaba entornada.
-¡Doña Manolita! -Llamó.

-Puedes pasar, Anita.

Entró en la casa. Nada más poner un pie en ella, percibió un gran frío, que le recorrió la columna vertebral. Parecía cómo si la enfermedad de su dueña se hubiera apoderado de aquel hogar. Estuvo tentada de marchar corriendo, pero no lo hizo. Su intuición no la dejó hacerlo...

-¡Aquí, al fondo! -escuchó decir a la mujer.

Sus pasos se dirigieron hacía allí. La puerta del cuarto no estaba del todo cerrada. Momentos antes había salido de allí don Federico que todavía no se había ido. Pero eso ninguna de las dos lo sabía.
El hombre andaba por el primer piso. Cuando la voz de Anita lo sorprendió. Y quedó atento a lo que allí acontecía, queriendo pasar totalmente desapercibido.

-Con su permiso...

-Pasa, mujer.

Doña Manolita descansaba en la cama. Su cabeza y cabellos largos reposaban en un abultado almohadón, su tez era como blanca porcelana. Se la veía tan frágil que asustaba...
Autora Verónica O.M.
Continuará

Mis post más visitados en la última semana

Mi lista de blogs

Regalo desde el blog DESVIO 24

Regalo desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

Premio desde el blog DESVIO 24

Premio desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA
muchas gracias, clica en la imagen

Premio de Los relatos de Ana

Premio de Los relatos de Ana
Muchas gracias Ana

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG
Muchas gracias Nela

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED
Muchas gracias Marita

PREMIO POEMAS INQUIETOS

PREMIO  POEMAS INQUIETOS
Gracias amigo

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA
Muchas gracias

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS
MUCHAS GRACIAS

Regalo del blog de Ariadna

Regalo del blog de Ariadna
muchas gracias amiga...

Regalo del blog Musa, papel y pluma

Regalo del  blog Musa, papel y pluma
muchas gracias Myriam

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS
Mil gracias querida Victoria

Regalo del blog y sigo pensando

Regalo del blog y sigo pensando
muchas gracias EriKa

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS
Gracias tocaya

Premio para este blog

Premio para este blog
Muchas gracias Sor Cecilia, si clicais en el premio entraréis en su bello blog

visitantes