ESTOS SON LOS PERSONAJES DE HASTA QUE TÚ TE VAYAS

A medida, de que vayan apareciendo nuevos personajes los iré agregando para que la novela sea mucho más fácil de leer.
José es el marido de Anita
Anita es la mujer de José
Amigo es el perro de ambos
María es una curandera querida por todos
Juan es el panadero, hombre muy afable
Don Federico es el patrón de José y marido de Doña Manolita
Doña Manolita es la mujer de Don Federico, está enferma de gravedad

martes, 30 de julio de 2013

PITA Y PITO DOS SIMPÁTICOS PERRITOS (10-11) CUENTO

Se sentaron, un ratito allí en el parque pensando estar muy poco tiempo. Después cenar,  y a dormir ya que al día siguiente deberían ir a la escuela.

-¿Pita te puedo contar una cosa?

-Pues claro que sí, vaya pregunta.

-Sabes, estoy un poquito triste, escuché ayer llorar a mami. ¿Será porque mi abuelita va a morirse?

-Pues claro que no. Ya verás como pronto se pondrá bien, debes esperar que sea así.

-Yo estoy un poquito asustado, mi abuela es muy fuerte y nunca ha estado enfermita por eso pienso así.

-Pues no seas tonto, ya verás como se curará. Vamos a pedirle a Dios que la cure, tu repite conmigo lo que yo diga, ya verás como nos escuchará.
-Dios, somos dos perritos muy buenos, que te pedimos que cures a la abuelita, amén.

El repitió lo mismo

-Debemos irnos, se nos ha hecho tarde -dijo ella-

-Vamos.

Al poco... Llamaron al timbre, al momento la mamá abrió la puerta.
-Entrad, voy a prepararos el baño.  ¿Quien quiere bañarse primero?

-Que se bañe ella, yo puedo esperar.

Bueno, me baño yo. Así cuando tu te bañes, yo ayudaré a mi mamá a preparar la cena y la mesa.
Al ratito, salió muy limpia y guapa, con su albornoz rosa favorito.
-Ya te puedes bañar.

Al poco ya estaba listo, llevaba puesto un albornoz de color azul muy bonito.

Se sentaron a la mesa muy contentos de poder estar juntos, cuando acabaron de cenar ayudaron a recoger los platos llevándolos a la cocina.

-Podéis sentaros un ratito a ver la televisión, si ya tenéis la mochila con todo preparado para mañana.

-Mamá, ya la tenemos.

Pues quedaros un poco. Después a descansar, mañana tenéis que levantaros pronto.

Al rato ya estaban muertos de sueño...
Autora Verónica O.M.
Continuará
Tan solo queda un capítulo, será en el próximo post.

jueves, 25 de julio de 2013

Imagen de internet
Algunas veces, las palabras se quedarían cortas.
Si quieres leer mi homenaje clica en el enlace
poemas de vero y más...
http://poemasdevero.blogspot.com

martes, 23 de julio de 2013

PITA Y PITO DOS SIMPÁTICOS PERRITOS (8-9) CUENTO

Cuando terminó de desayunar, ayudó a su mamá a preparar la camita a su amiguito en la habitación que tenían para los invitados.
¡Que bien! - pensó la feliz perrita- pondremos jugar más tiempo, y lo pasaremos estupendamente.

Prepararon la comida, comieron y en la sobremesa estuvieron un ratito charlando, Después se levantaron de la mesa y recogieron la cocina, Pita ayudó a llevar los platos a la cocina (una cocina preciosa de color rosa, como debe ser en un cuento)

Al ratito llamaron a la puerta, era su amiguito que venía con su mamá y con una maleta, ( lo necesario para que Pito, pasara unos días en su casa)
Cuando la mamá se despidió, lo hizo con lágrimas a punto de salir de sus ojillos, trató de disimular (pero una cosa así, es evidente que no pueda hacerse del todo)

Dejaron la maleta en la habitación, saliendo con unos libros, para poder repasar la lección que deberían saberse al día siguiente ( ya que era domingo y quedaban pocas horas, para volver a la escuela)
Estuvieron un ratito repasando, y al rato ya se sabían la lección. Merendaron, y pidieron permiso para ir al parque a jugar.
-¿Mamá, podemos salir un ratito?

-Bueno, podéis hacerlo, si me prometéis que tendréis cuidado al cruzar la calle, pero además también os debéis portar bien.

-Claro que si mamá, además ya sabes que somos buenísimos.

-Lo se, pero os lo recuerdo.

Se dirigieron al parque, iban hablando de sus cosas, pero la perrita que era muy lista se dio cuenta que a su amiguito algo le sucedía.
-Que te pasa?

-Nada.

-Si que te pasa, yo lo sé.

-Bueno, si. Estoy preocupado por mi abuelita, es muy buena y no quiero que le pase nada.

-Ya verás, como nada le pasará. Rezaremos para que se ponga pronto bien, si lo deseamos de corazón se cumplirá.

Pito la miró un poquito desconfiado

-Te aseguro, que se cumplirá.

Parecía ser, que la forma tajante y segura con que la perrita lo dijo, fue suficiente para que Pito volviera a sonreír.

-Ahora, nos sentaremos un ratito ahí en ese banco, deberemos volver pronto mañana hay escuela, y nos acostaremos prontito.

-Vale, Pita.

A unos escasos metros había un gran alboroto, los perritos no llegaron ni siquiera a sentarse.
-Iremos a ver que pasa -dijo Pito, dicho esto se dirigieron hacía allí interesados en saber que es lo que pasaba-.

Una pandilla de niños, se estaban pegando e insultando.

El perrito les increpó y se metió en medio de la pelea.
-No debéis pegaros, debéis ser amigos.

Uno de ellos lo miró enfadado
-Eh tu ¿quien te crees que eres? Vuelve a la perrera.

Yo no vivo en ninguna perrera, soy educado. Los perros viven en casas como tu, pero tu si que deberías estar en ella -les había dado una lección, cosa muy propia de el-.

La pandilla al ver aquello, al parecer  se les quitó las ganas de pelear. El grupito en segundos se dispersó.

-Ven, nos sentaremos un ratito -dijo ella-.
Autora Verónica O.M.
Continuará
Para finalizar este cuento, tan solo quedan 3 capítulos en dos posts. Deseo os guste.

martes, 16 de julio de 2013

PITA Y PITO DOS SIMPÁTICOS PERRITOS (6-7)

A la mañana siguiente a eso de las ocho de la mañana, entraban unos rayos de sol por la ventana, la pobre perrita se restregaba los ojos, le molestaba mucho y se despertó.
-Mamá - gritó- ¿me puedes bajar un poquito la persiana que me molesta ?

-Ya voy Pita, un momento cariño.

La mamá le bajó al momento la persiana, para que su linda hijita siguiera durmiendo.
Al poquito se durmió otra vez. La mamá pensó que como era domingo, la dejaría descansar hasta las diez por lo menos. Se dirigió a la cocina para preparar un buen desayuno, puso la radio despacito para no molestarla y siguió con su quehacer matutino.
Llamaron al timbre, se extrañó porque a esas horas nadie solía venir a visitarlas, miró por la mirilla y allí estaba la mamá de Pito.
-Ya abro. Pasa, Lucía.

-Perdona que te moleste, pero necesito un favor.

-Dime, ya sabes que si está en mis manos.

Me tengo que marchar unos días a ver a mi madre, está ya mayor y enferma. Quisiera si a ti te parece bien que Pito se quede aquí, no me lo puedo llevar.

-No te preocupes, me lo puedes dejar, ya sabes que estará bien. Pita se pondrá muy contenta
.
La mamá de Pito, se marchó para su casa a preparar el equipaje que se llevaría para visitar a su madre.

-Pita, despierta ya cariño, ya es tarde y tengo que decirte una cosa.

-¿Que hora es, mamá?

-Ya tarde, cariño. Son las once creo que ya has dormido suficiente, va gandula arriba, además te tengo que contar una cosa.

-¿Que es, mamá?

-Pito va a venir a casa unos días, su abuelita está enfermita así que podrás jugar con el. ¿Que te parece?

-Muy bien, estoy muy contenta. ¿Cuando vendrá para quedarse?

-Mas tarde cariño, su mamá todavía tiene que hacer unas cosas seguro que mas tarde, así que vamos a recoger la habitación cuando desayunes, luego prepararemos una cama para tu amiguito.

Se fue para la cocina Para desayunar. Su mamá le había preparado un bizcocho riquísimo y un chocolate muy calentito, como a ella le gustaba, pensó que su mamá la quería mucho.
Autora Verónica O.M.
Continuará

jueves, 11 de julio de 2013

PITA Y PITO DOS SIMPÁTICOS PERRITOS (4-5)

Pita llamó al timbre, al momento su mamá salió secándose las manos para abrirle la puerta.

-Pita no me gusta que andes por la calle a estas horas, ya lo sabes.

-Si ya lo sé, pero es que el tiempo se pasa muy rápido.

-Si cariño ya lo sé, pero la próxima vez no vengas tan tarde.

-Vale mamá. Te lo prometo.

-Pasa al baño y lávate, mientras tanto yo pondré la cena.

-Vale mamá, así lo haré.

La mamá, se fue para la cocina para acabar de preparar la cena.

Mientras tanto Pita se duchó, poniéndose su albornoz tan bonito y de color rosa. Se puso un poquito de colonia, salió del baño tan limpita y olorosa, que su madre no pudo aguantarse las ganas de darle un besito.

-Cariño que guapa que estás, estoy muy orgullosa de que seas mi hija, ¿lo sabes?

-Claro mamá, me lo dices muchas veces.

-Anda cariño, a cenar que mañana será otro día, seguro que tan bonito como el de hoy.

Se sentaron en la mesa, la una enfrente de la otra, empezaron a cenar, su mamá había preparado verdura, pescado, y un gran flan para su Pita querida ya que le gustaba mucho.
Cuando terminaron, Pita ayudó a su mamá a recoger la mesa llevando los platos a la cocina, al rato le dio un besito y le dio las buenas noches.
-Buenas noches mamá, hasta mañana.

-Buenas noches Pita, que descanses bien.

Se  dieron un besito, y se dirigió a su habitación muy contenta. Era una perrita feliz ya que tenía muchas cosas, una mamá que la quería mucho, también un amiguito con el que se llevaba de maravilla. ¿Que mas podía pedir?
Destapó la cama echando la colcha hacia atrás, ya que todavía hacía mucho calor. Tuvo un pensamiento positivo, como le había enseñado su mamá, se dispuso a dormir, enseguida el sueño la venció.
Soñó que jugaba con su amigo, saltando, corriendo, y riendo. Sus sueños eran una continuación de la vida real. Pito le daba un besito, le decía que la quería mucho, ella sonrojada le respondía que ella también.
Autora Verónica O.M.
Continuará

martes, 9 de julio de 2013

PITA Y PITO DOS SIMPÁTICOS PERRITOS (2-3)

Bonito dibujo de internet

Se sentaron en un banco en el parque, a la sombra de un árbol. Al ratito llegaron unos niños formando un ruido asombroso, parecía mentira que los perritos fueran tan tranquilos, y los niños formaran aquel ruido ensordecedor.
Pero así es la vida, hay perritos que son como personas y personas que son...
Los niños, jugaban a correr uno detrás de los otros, chillando y alborotando tanto que los perritos acabaran cansándose y marcharon a otro parque.

-Pita ¿tienes dinero para comprarnos pipas?


-Si tengo unos céntimos, toma.


-Pues vamos a la tienda de la señora Juanita y las compramos.


Echaron a andar por la acera, como sus madres les tenían dicho, luego pasaron por el semáforo y cuando estaba en verde cruzaron la carretera.

Cerca estaba la tienda, en el rótulo se leía Revistas y Chuches de Juanita.

-Mira está limpiando la puerta -dijo Pita-


-Pues nos esperaremos a que termine -dijo Pito-


-Hola a los dos -dijo la señora Juanita-


-Hola -contestaron al unísono los perritos-


-Un momento, que ya termino y os atiendo.


-Ya nos esperamos, no tenemos prisa -dijo Pito-


La señora recogió la escoba y se metió en la tienda, detrás de ella entraron los amiguitos.


-¿Que queréis?


-Pipas -contestó Pita.


-Aquí tenéis.


Pagaron las pipas diciendo adiós.


-Ahora dónde vamos -preguntó ella-


-Podemos ir al parque de la otra calle.


-Vale, ese es más tranquilo. Nos la comeremos allí.


Se dirigieron hacia allí, cruzando la calle con mucho cuidado y por el semáforo. El parque estaba tranquilo, estaban ellos solos. Se sentaron en un banco y a la sombra.


-Toma Pito, la mitad para ti.


-Gracias, eres una buena amiga.


-También tu eres un buen amigo.


Los dos se echaron a reír, comiendo las pipas con cuidado y no ensuciando el suelo. Cuando al rato las acabaron tiraron los restos a la papelera, si alguien los hubiera observado se hubiera dado cuenta que tenían un grado altísimo de civismo.


-Nos podíamos ir para casa -dijo la perrita-


-Vale, si tu quieres...


Mañana podríamos volver -dijo la amiguita-


Si, mañana vendremos.


Se fueron para casa contentos, se lo habían pasado muy bien pero siempre ocurría así. Se conocían desde hacía dos años, cuando Pita vino a vivir dónde el lo hacía. Desde el primer momento congeniaron, simpatizaron muy rápido, en cosa de tres meses ya se habían hecho inseparables, sus mamás estaban muy contentas, ellas a su vez debido a la amistad que ellos dos tenían también se hicieron amigas, algunas tardes salían de compras, otras se veían en casa de una u otra para charlar, ver la tele, y tomar café.


-Buenas noches Pito, hasta mañana.


-Hasta mañana Pita, ya te iré a buscar.


-Vale, adiós.


-Adiós.


Pita subió la escalera en unos pocos segundos, había subido nada menos que treinta escalones. 
Llegó acalorada, estaba muy feliz y contenta, se lo había pasado muy bien con el.
Autora Verónica O.M.
Continuará

sábado, 6 de julio de 2013

PITA Y PITO DOS SIMPÁTICOS PERRITOS (1)

Bonito dibujo de internet

-Mamá, voy a ir en busca de Pita, que quiero jugar con ella en el parque.
-Vale, Pito. Ten cuidado por la calle, que pasan muchos coches no vayan a lastimarte.
-Vale, mamá. Hasta luego.
Pito subió corriendo la escalera, y llamó al timbre.
-Ya va, ya va, ¿quien será el impaciente? pensó la mamá de Pita.
-Hola. ¿Está Pita?
-Si, pasa. Está viendo la televisión y merendando. ¿Quieres merendar?
-No, no. Ya lo he hecho en casa, gracias de todos modos.
Entró en el comedor, y allí estaba ella merendando y mirando la televisión
-Hola Pita ¿que haces ?
-Viendo la televisión, y merendando. ¿Que quieres?
-He pensado que podíamos ir al parque a jugar.
-Bueno, cuando termine.
-Vale, te espero.
Cuando acabó le dijo a su mamá.
-Nos vamos al parque.
-Vale. Tened cuidado al cruzar la calle.
-Lo tendremos mamá.
Bajaron la escalera corriendo. Eran como niños.
-Vamos a ver quien llega primero -dijo el-
-Tu llegarás, eres un poquito más grande que yo.
-Bueno, tienes razón.
-Claro que la tengo.
Autora Verónica O.M.
Continuará
Este cuento lo escribí hace un tiempo.
Trata de dos amigos perritos, que viven y actúan como niños.
No es demasiado largo (12 o 13 capítulos)
Deseo o guste. Buen fin de semana...

Mis post más visitados en la última semana

Mi lista de blogs

Regalo desde el blog DESVIO 24

Regalo desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

Premio desde el blog DESVIO 24

Premio desde el blog DESVIO 24
Muchas gracias Jhossef

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA

REGALO DE LA CHARCA DE ELISA
muchas gracias, clica en la imagen

Premio de Los relatos de Ana

Premio de Los relatos de Ana
Muchas gracias Ana

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG

DOS PREMIOS PARA ESTE BLOG
Muchas gracias Nela

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED

PREMIO B. AMIGOS DE LA RED
Muchas gracias Marita

PREMIO POEMAS INQUIETOS

PREMIO  POEMAS INQUIETOS
Gracias amigo

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA

REGALO DE MI TOCAYA VERÓNICA
Muchas gracias

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS

PREMIO REVISTA DE MIS ANTOJOS
MUCHAS GRACIAS

Regalo del blog de Ariadna

Regalo del blog de Ariadna
muchas gracias amiga...

Regalo del blog Musa, papel y pluma

Regalo del  blog Musa, papel y pluma
muchas gracias Myriam

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS

REGALO DEL EL ESCONDITE DE LAS GOLONDRINAS
Mil gracias querida Victoria

Regalo del blog y sigo pensando

Regalo del blog y sigo pensando
muchas gracias EriKa

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS

REGALO DE MIS SENTIMIENTOS
Gracias tocaya

Premio para este blog

Premio para este blog
Muchas gracias Sor Cecilia, si clicais en el premio entraréis en su bello blog

visitantes